Mujeres bellas, hombres generosos

¿Alguna vez le ha dejada una propina a todas luces excesiva a una camarera atractiva? De acuerdo con algunos investigadores, estos actos de “generosidad conspicua” están destinados a impresionar a miembros del sexo opuestos y constituyen un “display” de apareamiento muy similar al del pavo real cuando extiende su prodigiosa cola. No me entiendan mal. La propina no tiene la función de comprar literalmente los favores de la camarera. Aunque el sexo de pago es frecuente en algunas especies (incluida la nuestra), aquí el mensaje es más bien “soy un tipo generoso y guay: elígeme”. Según la Biología Evolutiva, estas señales se explican en función de la teoría de la selección sexual (la otra gran idea de Darwin) y que ya ha sido tratada varias veces ene este blog, por ejemplo aquí y aquí.

Un estudio muy interesante publicado en Evolutionary Psychology se ha ocupado de estudiar las diferencias entre la generosidad masculina y femenina. La idea es justamente contrastar la hipótesis de que en los hombres la generosidad suele ir ligada a un deseo de “presumir” y por tanto, actúa como una señal de apareamiento. En este trabajo, realizado por Wendy Iredale y Mark Van Vugt, de la Universidad de Kent, UK, intervinieron 90 voluntarios, 45 de cada sexo. Primero participaban en un juego (un tanto amañado) en el que acababan ganando 24 libras (las ganancias aun siendo modestas eran reales). Al acabar se les pedía que donaran una cierta cantidad para fines benéficos. El punto clave del experimento consistía en que en el momento en que debían tomar esta decisión podía ocurrir (aleatoriamente) que estuviesen solos, en presencia de un observador del mismo sexo o del sexo opuesto. Finalmente, se les pedía que valorasen el grado de atractivo de la persona que estaba en la habitación.

Tal como se maliciaban los científicos, los hombres fueron significativamente más generosos cuando había una mujer en la habitación. Y esta generosidad se correlacionaba con el grado de atractivo de la mujer. Este efecto no se dio entre las mujeres, a las cuales no parecía afectar la presencia de otra persona, del mismo sexo o no, atractiva o no.

El trabajo puede encontrarse aquí.

Estos resultados no implican que las mujeres sean menos generosas que los hombres, pero sugieren que dichas “generosidades” pueden responder a estímulos diferentes.

En otro estudio anterior, Mulcahy[1] observó a las personas que daban limosna a un mendigo y entrevistó a las parejas mixtas en las que el hombre había dado el dinero. Lo que encontró es que los hombres eran mucho más proclives a dar cuando su relación con la chica estaba iniciándose que cuando era una relación bien establecida. Según este investigador, el acto de dar limosna no era sólo una acción altruista, sino que tenía también la importante función de impresionar a la pareja y demostrarle que él era una persona generosa y de buenos sentimientos.

Como dice un proverbio alemán “Tue Gutes und rede darüber”. “Haz el bien y cuéntaselo a todo el mundo”.


[1] Mulcahy NJ (1999) “Altruism toward beggars as a human mating strategy” MSc thesis, University of Liverpool.

12 comentarios

Archivado bajo Evolución, Genes, Psicología, Sexo, Uncategorized

12 Respuestas a “Mujeres bellas, hombres generosos

  1. Pingback: Mujeres bellas, hombres generosos

  2. tay

    Muy buen artículo, la etología me gusta (entre otras muchas cosas) porque nos dice lo que ya sabemos, pero nos explica el por qué, más o menos como hace la buena filosofía, nos dice lo que ya sabemos, pero lo expresa correctamente.

    Un saludo

  3. Satan

    ¿Y para esto hace falta un estudio?

    Si me preguntaran por las cosas antes de hacer estudios chorras sería millonario.

  4. Quique

    Aparte de que el estudio ese es una memez me pregunto ¿que tiene eso que ver con la evolucion?

  5. Discrepo 100%. El resultado del estudio era un tanto predecible, pero contrasta de forma rigurosa una hipótesis.
    Y tiene mucho que ver con la evolución. De hecho, en su formulación más simple, el juego de la evolución consiste en “ver quién se reproduce más”. Cualquier cosa que haga a algunos individuos más atractivos para el sexo contrario puede ser objeto de selección.
    Más información en textos de Biología Evolutiva, p.e. “What Evolution is? “E. Mayr; Basic Books, NY, 2001.
    Saludos cordiales

  6. monicapg

    Hola,

    perdón por poner esto aquí, puede borrarlo una vez leído.

    Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

    Saludos,
    Mónica

  7. tay

    Claro que tiene que ver con la evolución, el comportamiento del hombre con respecto a la mujer y viceversa, es, en mi opinión, la cara mas interesante de este estudio, la evolución ha presionado de forma distinta en cada sexo, y las evidencias han de demostrarse, la ciencia no es un “esto es así, porque sí”.

    El hecho de que la mujer no se sienta presionada por la presencia de un varón en la sala nos puede dar muchas pistas… y aunque ya era algo que podiamos suponer, ha de comprobarse.

    Un saludo

  8. A los que comentan la tontería del estudio…

    ¿Cuantas hipótesis aparentemente evidentes quedaron totalmente refutadas cuando se estudiaron con seriedad?

    Puede parecer obvio el resultado, pero mientras una hipótesis no es contrastada no pasa de ser eso, una hipótesis.

  9. simplemente hay que mirar las hipótesis en que se basan y las publicaciones que citan (Darwin, Zahavi) para ver con claridad la repercusión de sus conclusiones en la teoría evolutiva.

    Lo que para unos es obvio, no lo tiene porque ser para otros, por eso, como comenta oidun, al principio las cosas no son más que hipótesis hasta que se someten a examen científico basado en la aplicación del método científico.

    Felicidades! me gustó el artículo!

  10. lei el articulo y me deleite… lei los comentarios y llegue a la conclusion que cada quien entiende lo que quiere, asi es la comunicacion… pero como mujer (de 37 años y muy atractiva) debo decir que si el mundo se rige por mujeres con miradas que matan y hombres dispuestos a conquistarlas (el tamaño del arma o la cantidad de dinero dependera del especimen a conquistar) pero no hay que olvidar que al igual que ustedes somos una especie inteligente…. tambien destinadas a evolucionar… se los dejo como tarea…

  11. Hola Estivalia,
    Gracias por tu enigmático comentario. Nunca he dudado de la inteligencia de las mujeres (de hecho, tengo que lidiar a diario con ellas) ¿lo dejas como tarea…? Me temo que no son lo bastante listo para pillarlo.
    Salu2
    Por cierto, muy interesante tu blog.

  12. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s