Concierto para flauta y pedruscos

bb-boneflute-inset

De acuerdo. Es un chiste fácil. No sabemos nada del tipo de música que se hacía en la Prehistoria, aunque el hecho de que todas las sociedades tengan algún tipo de actividad musical nos permite suponer que algo tocarían ¿golpeando piedras o maderas? seguramente. Pero el reciente hallazgo de una auténtica flauta de hueso (en la foto), datada entre 35.000-40.000 BP  nos indica que las habilidades musicales de nuestros antepasados debieron ser más sofisticadas.

El objeto en cuestión fue construido con un hueso de buitre y tiene cuatro agujeros delicadamente realizados, así como un quinto agujero incompleto. Procede del yacimiento de Hohle Fels y fue encontrado cerca de una estatuilla femenina de exagerados atributos, a la que dedicamos un post no hace mucho (El origen de la pornografía).

Otras flautas de hueso has sido datadas entre 19.000 y 30.000 años, por lo que el instrumento de Hohle Fels obliga a adelantar la fecha de este invento en más de 10.000 años. Pertenece a la cultura auriñaciense, que corresponde con la entrada de los primeros humanos modernos en Europa. Se ha encontrado un artefacto de mayor antigüedad que podría haber sido construido por los neanderthales, pero esta afirmación es muy controvertida (las incisiones de esta “flauta” parecen deberse a los colmillos de un carnívoro).

La noticia ha circulado por internet y el artículo aparecerá en la revista Nature próximamente.

La coincidencia de la escultura “pornográfica” y la flauta es sugestiva ¿Acaso los virtuosos de la Prehistoria tendrían tanto éxito con el sexo opuesto como las estrellas de rock?

Post dedicado a Pablo J. Vayón, gran musicólogo, cuyo blog (El martillo sin sueño) sigo con devoción.

2 comentarios

Archivado bajo Paleontología

2 Respuestas a “Concierto para flauta y pedruscos

  1. Muchas gracias. Es un auténtico honor.

    Noticias sobre flautas paleolíticas no han faltado nunca, y de hecho en 1970 se descubrió una flauta de tres agujeros en el sur de Alemania que se dató en 36.000 años, más o menos igual que ésta. Se sugirió entonces que en realidad el instrumento original tendría 4, y el hecho no es baladí, porque los 4 agujeros (no digamos el quinto) suponen ya una compleja organización de alturas, esto es, una concepción musical del sonido, con todas las implicaciones que en este contexto tiene el adjetivo ‘musical’, una idea que se consideró audaz, pero que parece confirmar este nuevo hallazgo.

  2. Antonio

    Perdonad citador y citado que me vaya a lo accesorio, pero es que me ha hecho gracia la errata en la dedicatoria del post: El martillo sin sueño. Jejee

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s