El perspicaz pájaro burlón

9-mockingbird

Los habitantes de las ciudades suelen prestar bastante poca atención a la (escasa) bio-diversidad que los rodea. Personalmente, no comparto este desinterés. Por ejemplo, cuando llegan los vencejos a finales de marzo, me parece una noticia importante que debería aparecer en los periódicos locales. En algunos casos, la indiferencia es sustituida por una mal disimulada inquina, p.e. las palomas son consideradas “ratas con alas”.

Independientemente de los gustos de cada cual, hay que reconocer que las especies capaces de medrar en hábitats urbanos suelen demostrar una notable flexibilidad de conducta y capacidad de adaptación.

Uno de los ejemplos más notables es el “mocking bird” (Mimus polyglottos), un ave exclusiva del continente americano y que no tiene un nombre común en español; de manera que lo llamaremos por su traducción literal: pájaro burlón. El nombre obedece a su costumbre de imitar el canto de otras especies y ejecutarlo de forma repetida, como si se estuviera riendo de los demás. Si alguien tiene interés en escuchar su canto: aquí.

El pájaro burlón no se limita a mofarse, sino que además demuestra una capaz cognitiva notable para un ave, de acuerdo con un trabajo muy reciente publicado en PNAS  (Levey et al. (2009))

Parece claro que los burlones son muy sensibles ante cualquier cosa que ocurra cerca de sus nidos. Si una persona se acerca demasiado, amenazan al intruso gritos de alarma. Lo realmente sorprendente es que también son capaces de reconocer individualmente a las personas que se acercan al nido y distinguir entre simples paseantes y amenazas potenciales. Los investigadores idearon un dispositivo experimental en el que había “intrusos” (personas que se acercaban al nido más de lo que los padres consideraron razonable) y “paseantes” (personas que se mantuvieron  dentro de una distancia de seguridad). Los burlones aprendían a distinguirlos con tan sólo dos exposiciones de 30 segundos. No está mal.

Esta capacidad refleja una flexibilidad de conducta que posiblemente resulta crucial para colonizar el hábitat urbano.

8 comentarios

Archivado bajo Animales, Aves, Evolución, Inteligencia, Inteligencia animal, Psicología, Psicología Evolucionista

8 Respuestas a “El perspicaz pájaro burlón

  1. Las palomas, ¿ratas con alas? Yo creía que ésos eran los murciélagos. Ja ja…

  2. Sin duda, sería una descripción más apropiada.

  3. mirón

    saludos, me parece que el nombre común de los Mimus en español es sinsonte o cenzontle(directo del náhuatl)

  4. Sí, pero el nombre se refiere a otras especies que habitan en Suramérica y no propiamente al mockingbird. Supongo que sinsonte sería la mejor elección.

  5. uh… sinsonte?
    ¿”To kill a mockingbird” ya no será “Matar un ruiseñor”?

    saludos

  6. Imagino que el traductor se vería en un aprieto, ya que posiblemente muchas personas no saben lo que es un sinsonte (al menos en Europa), y se decidió por un pájaro cantor bien conocido.

  7. comparto tu extrañeza ante la indeferencia de la mayoría por los animales libres con los que convivimos. las mascotas es otro cantar, pero bueno, no vamos a meternos en temas mayores… saludos!

  8. mi corazon partido esta ahora como le hago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s