Estoy planeando tirarte piedras

chimp460x276

Se llama Santino, tiene 30 años y odia a las personas.

Tal vez no lo falte razón. Santino es un chimpancé del zoo de Furuvik (Suecia) y a pesar de que las instalaciones en las que habita son de primera, es posible que su vida sea muuuuy abuuuurrida. Luego están esos tipos mirándole como si no tuviesen otra cosa que hacer. Santino los detesta y empezó a tirarles piedras cuando era un chimpancé adolescente.

Pero no es el hecho en sí de arrojar piedras a los visitantes lo que le está haciendo famoso, sino más bien el modo de hacerlo (podría decirse que es un verdadero modus operandi). Santino recolecta su munición del foso que rodea la zona. Generalmente por las mañanas, cuando todavía no ha empezado a llegar la gente. Lo más notable, es que mientras se hace con los proyectiles parece estar  completamente calmado y pacífico. Sus movimientos son lentos y deliberados. Ningún asomo de ira o temor en su ánimo (de momento).

Pero cuando llegan los visitantes la cosa cambia. Santino se muestra cada vez más agitado y empieza a lanzar piedras a diestro y siniestro  e incluso -si puede- grandes pedazos de cemento. Los administradores del zoo no están muy tranquilos con esta costumbre y han colocado carteles de advertencia y vallas en algunos lugares.

Las actividades “preparatorias” de Santino han sido grabadas en video en numerosas ocasiones. Resulta muy difícil explicar esta conducta sin admitir que este chimpancé  tiene capacidad de planear la acción y anticipar los acontecimientos. Incluso ha llegado a hacer varios “arsenales” en lugares estratégicos desde los cuales lanza sus ataques.

No es la primera vez que se describe una conducta planeada en el chimpancé, pero hasta ahora se trataba de observaciones esporádicas. El trabajo ha sido publicado recientemente en la revista Current Biology y la comunidad de primatólogos está muy excitada.

No puedo dejar de identificarme con Santino; yo también querría tirarles piedras.

El trabajo aquí.

Proyecto Gran Simio

9 comentarios

Archivado bajo Animales, Chimpancé, Evolución, Filosofía, Psicología, Psicología Evolucionista

9 Respuestas a “Estoy planeando tirarte piedras

  1. McCourtain

    La reacción del chimpancé es lógica y racional. Y es precisamente ésa lógica y ésa racionalidad lo que determina que éstos grandes simios no sean considerados como el resto de los animales. ¿Qué haríamos nosotros en su lugar? Los zoos son una vergüenza y una cárcel. Y es mucho más sangrante que se encarcele a nuestros antepasados más cercanos.

  2. Genial, ya tenemos un servidor público. Ahora a instaurar la lapidación pública. Vamos pensando, ¿a quién se condenaría?

  3. ¿De qué estás hablando Tú?

  4. Creo que Tu está viendo en el comportamiento de Santino una forma de involución social.
    O será que es algún tipo de ironía el pensar que un antepasado incómodo se haga justicia por los siglos de evolución que le separan de los seres humanos, a modo de ironía paradójica.

    … o quizá solo fue un comentario mordaz.

  5. Lorenzo

    Lo interesante de Santino no es realmente que les tirara piedras a los visitantes; eso es algo que hacen muchos chimpancés. A menudo, a falta de piedras, lo que hacen es defecarse en la mano y tirarte los excrementos. Puedo decir de primera mano que tienen muy buena puntería (no me alcanzó por centímetros😉 ).

    Lo que es interesante es la capacidad de Santino de planificar, recogiendo piedras y amontonándolas en lugares estratégicos donde horas más tarde las fuera a necesitar para arrojárselas al público. Eso es lo que indica capacidades cognitivas más avanzadas de lo que se pensaba en chimpancés.

    Desgraciadamente, al pobre Santino lo castraron para reducir su agresividad, con lo que será difícil profundizar en su comportamiento.

    Dan ganas de tirarles piedras a los responsables del zoo.

  6. jose

    “La reacción del chimpancé es lógica y racional.”

    Ésa es la mentalidad de hoy. La conducta de Santino no sería vista como lógica o racional hace sólo cuarenta años. ¿Crees que por algún motivo hemos llegado a un absoluto de corrección moral y que hemos superado el pasado definitivamente? ¿Que las futuras generaciones no nos censurarán a nosotros por nuestros estándares actuales? Porque eso mismo han pensado todas las generaciones en la historia (eso y que la siguiente generación está formada por zoquetes maleducados)

    “¿Qué haríamos nosotros en su lugar? Los zoos son una vergüenza y una cárcel.”

    Los zoos malos son una vergüenza y una cárcel. Los zoos buenos son centros de conservación e investigación. Centros que, por ejemplo, llevan proyectos de reintegración de especies amenazadas en sus hábitats naturales (a veces la especie ni siquiera existe en libertad hasta que concluye el proyecto). A ti no te molesta que no esté en libertad, te molesta que se le exhiba. Si tuviera a su disposición un territorio de treinta hectáreas PERO se le filmara constantemente para que lo vieran los visitantes, también te molestaría.

    Respecto a Santino, me parece que exageráis cuando decís que es lo normal y que es racional que actúe así. Miles los zoológicos del mundo tienen chimpancés que viven normalmente y éste es el único caso descrito de este comportamiento. Santino es un tío raro, inteligente y cascarrabias. No es más víctima que el resto de chimpancés del mundo que viven en zoos ni hay motivo para considerarlo un mártir y consentirle más que a otros compañeros suyos.

  7. Hola Jose,

    Sí, reconozco que he exagerado un pelín al “alabar” la conducta de Santino. La imagen de un chimpancé rebelándose contra el “sistema” resulta irresitiblemente poética. Conste que lo importante no es el hecho de que tire piedras sino el hecho de que haya planificación (daría igual que tirara golosinas para los niños).

    Respecto a los zoos: sentimientos mezclados. Reconozco que en muchos casos hacen una gran labor y el mero hecho de poder visitarlos nos hace más conscientes de la diversidad de la naturaleza. Sin embargo, en algunos casos particulares…se te cae el alma a los pies.
    Un saludo

  8. Creo que el chimpancé ha aprendido unas conductas encadenadas que le producen satisfacción y por eso las repite cada día de la misma manera. Probablemente, si el cuidador le hiciera montoncitos de piedra no los usara para tirarlos sino para hacer él mismo sus montoncitos. Es como un ritual (utilizando términos humanos) que termina con el jolgorio del público y eso le excita y le gusta. Es una opinión, quizás poco científica.

  9. M

    Me cagué de la risa con la foto del mono y imaginándolo mientras apila piedras como planenado la acción para la tarde, jajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s