Sólo chicas

cnemidophorus

La cuestión de las ventajas evolutivas de la reproducción sexual ya se ha discutido otras veces en este blog (por ejemplo aquí). En la mayoría de los casos, la reproducción asexual se produce en seres vivos que solemos considerar como “inferiores”: plantas, hongos, invertebrados. Sin embargo, también se da en algunas especies de vertebrados; la más estudiada es una lagartija del género Cnemidophorus. En algunas especies de este género no existen machos y las hembras se reproducen por partenogénesis, esto es, el óvulo no necesita ser fecundado por un espermatozoide para dar lugar a un embrión.

Podría pensarse que la vida sexual de estas criaturas es inexistente, ya que no necesitan encontrar una pareja. Sin embargo, los viejos fantasmas de la reproducción sexual siguen afectando a estos animales y mantienen un ritual de apareamiento, necesariamente homosexual. Algunas hembras adoptan el papel de macho y copulan con otras hembras en celo. Curiosamente, este comportamiento es necesario (o al menos muy conveniente) ya que estimula la producción de hormonas necesaria para desencadenar el proceso. Los “machos” suelen ser hembras que han desovado recientemente. En aislamiento, las lagartijas se reproducen mucho menos.

En teoría, la reproducción sexual aumenta la variabilidad genética en la población, lo que la hace más resistente a enfermedades y a circunstancias variables en general. Podríamos preguntarnos para qué le sirve la partenogénesis a las Cnemidophorus, pero tal vez la pregunta está mal enfocada. Es muy posible que no le sirva para nada. A lo mejor la partenogénesis no es un carácter demasiado negativo y se ha fijado en algunas poblaciones, las cuales –de momento- no se han extinguido.

La Evolución no es un proceso dirigido y cada especie tiene su propia historia, en la cual el azar ha podido jugar un papel importante.

5 comentarios

Archivado bajo Animales, Evolución, Genes, Sexo

5 Respuestas a “Sólo chicas

  1. Claro, en realidad, basta que cualquier hembra llegase a una región aislada sin machos…

    Al cabo del tiempo tendríamos una población de hembras que podrían haber derivado lo suficiente como para ser incapaces de producir descendientes fertiles por reproducción sexual…

    Si los machos pudieran hacerlo seguro que también lo habríamos visto… el problema es que cuando los machos de estas especies llegan a regiones aisladas… mueren sin dejar descendencia xD

  2. Pingback: Sólo chicas

  3. No estoy completamente seguro de si esto es así en todas las especies de reptiles partenogénicas (también las hay en Europa), pero en el caso de las Cnemis -al igual que ocurre en algunas poblaciones asexuales de peces- su origen son híbridos de dos especies perfectamente “normales”. Curiosamente, estas “especies” híbridas y partenogénicas ocupan un hábitat intermedio al de sus especies progenitoras.

  4. Se suele considerar que hay ventajas en la partenogenesis (identididad genetica femenina y reproduccion sin macho):

    el argumento de la supermujer- las especies partenogeneticas son muy heterocigoticas

    el argumento de “todos para uno y uno para todos”- cada individuo partenogentico es un potencial colonizador de nuevos habitats y fundador de estirpe.

    y

    el argumento de que “si no esta roto para que arregrarlo”- la partenogenesis protege aquellos genes favorables que con la recombinacion mediante el sexo se perderian.

    Suamandose a estas ventajas esta el hecho de que el sexo tiene sus costes y riesgos.

    En algunos animales estas expuesto a los depredadores, y en los seres humanos a la trasmision de enfermedades sexuales.

    Pero siendo la partenogenesis un estado derivado de especies sexuales y tiene estas ventajas por que la partenogenesis es insolita.

    Referencia de documentacion: Short y Balaban (1994), “The Differences Between the Sexes”, Cambridge University Press.

  5. loxias

    Esto me hace reflexionar: ¿podría estar aquí la clave del placer homosexual? Porque, pienso, las funciones sexuales puramente mecánicas son las que contribuyen a la reproducción (coito) y tal vez todas las otras funciones necesarias para el éxito reproductivo (químicas, hormonales, afectivas) cursan independientemente y serían estimuladas en prácticas, rituales de acoplamiento, comportamiento afectivo, etc. indistintamente de forma hetero u homosexual. ¿Me explico?

    Por simplificar diría que por razones de éxito evolutivo es necesaria la reproducción sexual y la división de géneros (variabilidad genética) pero toda la “gasolina” necesaria para el proceso (estimulación hormonal, etc) puede obtenerse indistintamente del género del compañero sexual.

    Perdón el delirio. Es sólo una reflexión. Saludos.

    Loxias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s