Más videos horripilantes

McCourtain me envía el siguiente mensaje:

Desde hace ya años varias organizaciones, en particular Greenpeace, se viene denunciando la pesca indiscriminada de escualos para obtener únicamente sus “preciadas” aletas que serán servidas en la sopa de turno que se ofrece en algunos restaurantes. El video es cruel, muy cruel, pero creo que es importante ver algunos segundos para que tomemos conciencia de algunas de las acciones que hace el hombre y la supuesta supremacía sobre otros animales. Interesante el concepto de especismo.

Aprovecharé que ya has llegado hasta aquí leyendo para denunciar la pesca de arrastre. Brutalidad sin precedentes que podrás ver en cualquier puerto pesquero.

¿Preparado? aquí

24 comentarios

Archivado bajo Animales, Maltrato animal

24 Respuestas a “Más videos horripilantes

  1. ¿Por qué deberíamos tener con los animales más consideración que la que ellos tienen con nosotros?

  2. Jose

    Irichc tienes razon, ¿por qué? si el otro dia un leon me pillo por la calle y me robo la cartera y a mi lado estaba un escualo y el tio no hizo nada!!! Claro como los dos son animales!!

    Espero que tu comentario fuera una forma irónica de denunciar estas barbaridades.

  3. Irichc, yo veo dos razones muy claras.
    La primera es que los animales cazan y matan para una alimentación de subsistencia. Nosotros matamos un animal enorme por una parte mínima de su cuerpo destinada al sibaritismo y lo hacemos a gran escala.
    La segunda es que nosotros tenemos una capacidad de caza tan tremenda que podemos destruir ecosistemas completos: en eso somos como una plaga. Dado que los ecosistemas son algo fundamental para nosotros, deberíamos usarlos con cabeza.

  4. Jose:

    Para nada es una broma. A los criminales les privamos de los derechos que en los demás hombres se presuponen, a saber, la libertad o la vida. Y aunque haya actitudes insociables entre nosotros que no representen un crimen, quedan compensadas por muchas expectativas que en las bestias no se dan, ya que apenas tienen nada que ofrecernos. Es más, la insociabilidad en el hombre no es necesariamente constante ni definitiva, mientras que sí lo es en el animal respecto al hombre, salvo que se trate de un animal domesticado.

    Ahskar:

    De acuerdo en lo de los ecosistemas, por nuestro propio interés. Tocante al resto del comentario, no creo que lo que nos disgusta de estos hechos sea lo mucho o poco que aprovechemos la vida del animal sacrificado, sino el contemplar la suerte de este último al tiempo que nos identificamos con él. ¿Debe depender nuestra moral de esta clase de sentimientos infantiles? La mera identificación no basta para sancionar un hecho como moral o inmoral. Los pillos se identifican con los de su calaña, ¿son más morales por ello?

  5. Tienes razón en que lo que pretenden estos vídeos estocar la fibra sensible del espectador, reflejando la cantidad desproporcionada de sufrimiento que infligimos para un bien tan frívolo. Lógicamente detrás de los vídeos hay más razones a parte de la simple crueldad, puesto que si del animal se aprovecha tan poco, para satisfacer un mercado amplio habrá que cazar a muchos. Pero no nos desviemos.
    Aunque muchos ecologistas desean un debate sobre la moralidad o inmoralidad de ciertas actividades para mí es algo más sencillo.
    Partimos de que la crueldad aplicada es evidente y llegamos a tu pregunta: “¿Por qué deberíamos tener con los animales más consideración que la que ellos tienen con nosotros?”
    Pero en ella se da por hecho implícitamente que ellos pueden elegir tener consideración con nosotros, algo que en general no pueden. Nosotros sí podemos elegir tener consideraciones con ellos. por tanto tu pregunta está mal planteada, puesto que haces una comparación fuera de lugar. Pero el fondo es interesante.

    Por otro lado, las razones para tener consideración con ellos, dado que nosotros podemos plantearnos esa cuestión, son tanto racionales (las que he expuesto) como instintivas (reacción ante la crueldad y el sufrimiento). Esto no significa que sea o no moral, pero independientemente de ello nos afecta empáticamente, lo cual no creo que sea infantil, salvo que ese sentimiento nos impida hacer un análisis sensato de la situación.

  6. Rudess

    Al humano se le presupone conciencia de sus actos mientras que a los animales no, esa es la razón de qwue a unos se les prive de libertad y a los otros no. De hecho, cuando el humano comete un acto delictivo puede ser un atenuenate el no ser consciente de sus actos (aunque es un agravante el consumir algún tipo de sustancia para no ser consciente y así opder delinquir, es decir, la premeditación).

  7. Ashkar, Rudess:

    ¿Y no nos da ese albedrío libre e inteligente una mayor dignidad? ¿o sólo confiere una responsabilidad mayor? Porque si lo último fuera cierto, más valdría nacer murciélago o alacrán que hombre. Si nuestra superioridad de seres racionales no es objetiva ni representa un mejor derecho, seamos irracionales con ellos y hagámosles lo que entre ellos se hacen. Ahora bien, si se nos ha de tener en más por cualquiera de los motivos que distinguen favorablemente a nuestra especie, entonces ¿a qué compadecerse y pedir un respeto igual para lo que es por completo disímil?

  8. tay

    Irich

    “¿Por qué deberíamos tener con los animales más consideración que la que ellos tienen con nosotros?”

    Por el mismo motivo por el que puedas merecerlo tú o yo. O por el mismo por el que pueda merecerlo cualquiera que no lo tenga contigo.

    Estás midiendo desde los valores humanos aquello que no los contempla, tu valoración es humana y, como tal, queda dentro de tu naturaleza, no puede ir más allá.

    Puedes continuar el razonamiento aplicando realidades externas a la moral humana, como el hecho de que no existe el libre albedrío, y llegar a puntos sin solución, donde nadie es responsable de sus actos… y cualquier emoción no tiene valor.

    Verdaderamente los sentimientos animales no tienen valor fuera de un contexto subjetivo como pueda ser el nuestro, pero se da el caso de que somos seres humanos… y entendemos (y comprendemos) lo que es el sufrimiento.

    Un saludo

  9. irich, lo que buscas es en definitiva la razón por la que no DEBEMOS hacerlo. Pero razones últimas coincidirás conmigo que sólo están las teológicas.
    No hay una razón definitiva por la que no deberías hacerlo. A la mayoría, les resulta suficiente el hecho de que como conocen el dolor, no lo desean sobre otro ser capaz de sentirlo, si no es estrictamente necesario, porque es cruel y se les ha educado para repeler lo cruel. A otros, las razones más racionales antes expuestas les parecen convincentes.
    Otros hay a quienes no convencen ni las unas ni las otras, lo cual es perfectamente admisible aunque a mi no me guste.

    Por otro lado tu razonamiento se ha usado ya para justificar tanto la esclavitud como el genocidio, puesto que es un argumento de superioridad. Y la escala de superioridad siempre la marca quién controla la situación. Por el mismo razonamiento podríamos proponer que se ejecuten a todos los retrasados mentales, ya que son inferiores.

    En este caso, en mi opinión, la superioridad en este caso es algo absurdo, puesto que conceptos como la dignidad son humanos y no se pueden extrapolar a la naturaleza (excepto que conozcas un método para medir la propiedad “dignidad”). Como nosotros somos quienes asignamos la dignidad, de nosotros depende dársela o no, de no tener que sufrir cruelmente.

  10. Creo que Irichc ha leído demasiada filosofía, ¡a la hoguera con él! jaja. Lo digo con cariño.

    Aun declarándome en contra de tu postura, Irichc, opino que merece nuestra reflexión. En este punto, yo no entiendo -o no quiero entender- a Nietzsche cuando va tan allá de la moral.

    Creo que una buena manera de dar respuesta a este dilema -si lo hay- es escuchar al corazón. Sí, suena cursi, pero lo que quiero decir es que si al ver a un animal “torturado” antes de darle muerte sentimos como nuestra maldita empatía nos causa tan terrible dolor -o ligerillo, da igual-, ¿por qué camuflar ese sentimiento y quitarle importancia si verdaderamente podemos acallarlo?

    Bueno, en realidad tú porpones otra manera de acallarlo jaja.

    Un saludo a todos.

  11. McCourtain

    Irichc ¿Qué sientes al ver el video del escualo?

  12. * El “como” del comentario anterior debió ser un “cómo”, perdón.

    Ahora bien, ¿no sería una contradicción sentir lástima y desazón por el tiburón y no sentirla por el cerdo, por ejemplo? ¿Cuál sería la diferencia, en tal caso? ¿Valdría simplemente con argumentar que la vaca es necesaria para nuestra nutrición y las aletas de tiburón no?

    Creo que me he equivocado con la manera de enfocarlo en el comentario anterior. La clave está en si es lícito hacer sufrir a los animales, sean utilizados para dar de comer a una familia hambrienta o para vestir a la última. En ese caso, solamente un vegano podrá apaciguar su conciencia. ¡O un filósofo! jaja. Maldita mi mediocridad, que me impide ver más allá😀

    Que alguien me traiga una vela, pues aquí ya no logro ver.

  13. Hugo, McCourtain:

    Observad que esta apelación al corazón es precisamente lo que el principal animalista, Peter Singer, estima innecesario. Son sólo la sensibilidad y la inteligencia ajenas las que deberían importarnos a la hora de establecer una escala de valores. Supongo que un criminal inteligente y sensible merece, por esta regla de tres, más protección que un embrión humano.

    Ante el sufrimiento del escualo siento lo que sentiría si tuviese que matar yo mismo lo que como. Sería tal vez menos comprometedor vivir del aire, pero el mundo está hecho de otra manera. Condenar el dolor es en cierto modo condenar al mundo.

  14. Ashkar:

    Me opongo a la crueldad, al mal por el mal, en la medida en que nos embrutece. Sucede que la que comentamos sólo embrutecerá a quien tenga a los animales irracionales por intrínsecamente dignos. Entonces, ¿es más reprobable el que despelleja a un gato por diversión que el que sacrifica un chivo por una promesa? Lo son por igual, aunque el primero satisfaga una pulsión sádica y el segundo una convicción religiosa. Sádico es también quien disfruta con espectáculos morbosos, y no me parece que contemplar al escualo en ese estado, aunque se haga desde la compasión, esté exento de una crueldad soterrada que complace al tiempo que disgusta.

    En fin, no espero ganarme vuestras simpatías con este razonamiento, pero:

    1) No existe mayor utilidad que la que conserva la vida.

    2) El hombre necesita comer para vivir.

    3) Todo animal es comestible o susceptible de reportar utilidad similar al hombre.

    4) Luego, de ordinario, la mayor utilidad que puede proporcionarnos un animal es convertirse en nuestro alimento (semejante razonamiento no se aplica a nadie de nuestra especie, si cabe una posibilidad razonable de que se integre al cuerpo social).

    Sin embargo, si fuera inmoral matar animales por el mero placer de verlos sufrir, sólo lo sería en tanto que el goce estético se sitúa por debajo del principio de conservación. Es decir, sólo en tanto que estaríamos desperdiciando comida.

  15. McCourtain

    La crueldad de este video radica únicamente en que al animal se le están cortando las extremidades (aletas) VIVO.
    La principal ley de la naturaleza es “Comer o ser comido” y si eres carnívoro necesitas obviamente comerte al otro. Los humanos, por el mero hecho de tener una consciencia infinitamente más desarrollada que el resto de los animales, de los grandes simio hablaremos otro día, da valor al dolor y al sufrimiento y ello hace que no sea lo mismo matar a un ternero de un golpe o aplicándole unos electrodos que irle troceando vivo sin inmutarnos mientras el rumiante se retuerce de dolor. A eso se le llama sadismo y es único en la especie humana ya que como he dicho antes, somos plenamente conscientes de nuestra acción.

  16. Pero si se concede que tenemos derecho a matarlos, ¿no es una cuestión secundaria el cómo lo hagamos? Es como discutir la modalidad de la pena de muerte.

  17. Irich, estoy de acuerdo contigo en que comer es necesario para vivir y los animales, mira por donde, son susceptibles de ser comidos.

    Pero me parece que el cómo si importa, porque sencillamente la forma apela a nuestra empatía. Es inevitable. Si no fuera así no habría discusión alguna aquí.
    Pero de nuevo insisto, que tus razonamientos están muy cerca de los que se han hecho entre razas de humanos, o con los retrasados mentales. Dar legitimidad a que “por ser superiores hacemos los que nos parece con los inferiores”, es un razonamiento peligroso, en tanto que puede terminar usándose entre humanos. ¿qué dilema hay en esclavizar a los negros si son animales: monos parecidos al hombre? Si no son hombres, no hay dignidad que valga. Esa es la cuestión que se trataba en el siglo XIX a propósito de la esclavitud. Cuestión que curiosamente se pretendió legitimar mediante estudios de la inteligencia, que intentaban demostrar (y demostraban) que el hombre blanco estaba muy por encima del negro, y por tanto, aplicando una escala de racionalidad, el blanco podía disponer del negro como se le antojase. Obviamente esto es un extremo, pero es un extremo al que no llegaríamos si tuviéramos en cuenta factores diferentes a nuestra capacidad racional.

    Al final, no puedes medir el valor de todo simplemente por la conciencia racional, porque es completamente subjetivo elegir esa escala y no otra. Podrías medir el valor de todo en tanto sea capaz de percibir dolor, por ejemplo.
    Entiendo que tu oposición final es poner a los animales la misma dignidad, puesto que racionalmente les superamos. Pero creo que nadie pretende poner la misma dignidad racional a un animal (yo al menos no lo pretendo), sino una dignidad de sufrimiento. Después de todo sabemos perfectamente que muchos son igual de capaces que nosotros de sufrir: en eso, no nos diferenciamos casi nada.

    Respecto a tu último comentario, creo que en la pena de muerte, aunque el foco de la cuestión es si matar o no matar, la forma es importante. No es lo mismo torturar a alguien durante días hasta la muerte, que matarlo y punto. Y siguiendo el razonamiento, si la cuestión de la muerte fuera sencillamente que ocurra o no, todo nuestro sistema legislativo seria una estupidez. El sistema legislativo toma en cuenta si cuando muere alguien es de forma accidental o premeditada, si hubo saña o hubo inconsciencia del infractor. Es decir, no somos indiferentes a las circunstancias. Esto puede tratar de rebatirse filosóficamente todo lo que queramos, pero lo cierto es que nuestra conciencia categoriza y valora las circunstancias: no somos indiferentes al cómo.

  18. McCourtain

    “Pero si se concede que tenemos derecho a matarlos, ¿no es una cuestión secundaria el cómo lo hagamos? Es como discutir la modalidad de la pena de muerte.”

    Por mi parte:Sin comentarios.

    Fin del debate

    Next.

  19. Ashkar,

    También yo debo insistirte. Si hay algo que esté cerca de las prácticas totalitarias, como bien indicas, es medir los derechos básicos de uno por su inteligencia actual, supuesta o efectiva; Singer y los que le siguen no hacen otra cosa. En cambio, yo digo que todas las prerrogativas esenciales, siendo la principal el derecho a la vida, han de calibrarse por la pertenencia a la especie, o lo que es lo mismo, por la capacidad de integración en el cuerpo social. Un disminuido no es eliminado porque le reconocemos dignidad, ya que tiene un grado de racionalidad mayor que cualquier otro animal, y porque nos resulta mucho más útil vivo que muerto; tanto más si consideramos la posibilidad de su restablecimiento, cosa imposible en las bestias por su propia condición de tales.

    Además, si sólo hay que tratar bien a los seres que así nos tratan a nosotros, o que al menos no pueden perjudicarnos, entonces la mayoría perecerán. Pero si el trato que les dispensemos es independiente del que nos dediquen, apelar a la empatía es vano. ¿Desde cuándo se puede empatizar con un enemigo? Habría que encontrar un principio moral que nos obligara a obrar así, sea una ley de la naturaleza, una regla racional o un mandato divino.

    Por otro lado, el sufrimiento no hace bueno a nadie, sino acaso el fin que se persiga con él. Un malvado que padece por sus crímenes no se purifica por el sufrimiento mismo, sino por el arrepentimiento, si lo hubiere. Y un soldado que pierde una pierna en la batalla sólo es meritorio si la perdió luchando, no huyendo. Podría darte infinitos ejemplos morales para los que el dolor o el placer carecen de relevancia.

    Finalmente, nuestro ordenamiento modaliza las penas según el dolor infligido a la víctima, pero porque parte de la ausencia de derecho del infractor a causar daño. Ahora bien, el Estado que ejecuta a un delincuente según está establecido en su ley actúa en pleno derecho. Y es un principio jurídico que el que puede lo más puede lo menos. Así, si podemos matar, ¿acaso no podremos torturar? No convencerás a ningún detractor de la pena de muerte de que ciertas formas de lo que él considera un asesinato sean más humanas que otras, y por tanto más legítimas. Lo fundamental es que se priva a alguien del derecho a existir.

  20. Flipando

    Estoy alucinando como alguien (Irichc) puede justificar el comportamiento, no ya de este caso en concreto, sino de infinidad de actos sin sentido basados en la supervivencia del ser humano, pero que a la larga serán su propia perdición.

    El ser humano llegará un día que o aprende del resto de los seres de este planeta, o él mismo será causa de su extinción.

    PD: ¿Quién realmente es consciente de sus actos? Dudo que el ser humano lo sea.

  21. Podríamos tan razonables como los animales, que casi nunca matan si no es para alimentarse o defenderse; o tan castos como muchas especies, de apareamiento tan ordenado. No lo somos en la medida en que constante y masivamente nos apartamos del instinto de supervivencia. El porqué de esta actitud está hasta la fecha fuera del alcance descriptivo de la biología, y tanto más del predictivo.

  22. Javier

    ¿Ústedes no son animales?, ¿lo son sus neuronas (técnicamente)?. ¿Existe una guía galáctica para la supervivencia indefinida?. El hecho es que seguimos creyéndonos observadores privilegiados y no la comida del gato. Todo aquello de lo que abusemos acabará repercutiéndonos de alguna manera, pero es que sí no lo hiciésemos también. Analizar y estudiar es loable pero no siempre útil. No creo que pueda cambiarse todo lo que uno considere inadecuado o prohibible. El Titanic pasado un punto sin retorno tenía su destino marcado. Así le ocurrirá a nuestra especie llegado el momento.

    Un saludo.

  23. Irichc, al maltratar a un animal, no es él quien pierde la dignidad.

  24. milagros vasquez

    Que orrible asta cuando vamos a seguir asi pues se debe de hacer algo, pedir a las empresas de poder que se solidarizen con esta brutal mutilacion e implementar otras cosas enves de seguir cometiendo este acto de criminalismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s