Archivo diario: 11 febrero , 2009

Sembrando la mar

diatom05

IOF, Iron Ocean Fertilization. La idea es –en principio- sencilla. Se sabe que la disponibilidad de hierro es uno de los principales factores que limitan el crecimiento del plancton marino. Ergo, si pudiéramos aumentar la concentración de este elemento, el crecimiento resultante de estos microorganismos retiraría CO2 de la atmósfera. El CO2 fijado de esta forma no es devuelto enteramente al ciclo del carbono; una parte (entre el 20 y el 30%) se hunde en el mar a profundidades lo bastante grandes como para que lo pueda ser reutilizado por otros seres vivos. Este CO2 se deposita en el fondo donde queda efectivamente “secuestrado” a efectos de cambio climático. C.q.d.

Como pueden imaginarse, la idea no es tan sencilla y parece que la polémica está servida. Y aunque aun es pronto para decirlo, los contedientes parecen ser científicos, por un lado y ecologistas por otro. Hay que decir que ambos “colectivos” se han mostrado de acuerdo en algunas cuestiones y no en otras (aunque en el caso de los científicos no existe algo parecido a un portavoz oficial). Por ejemplo, la mayoría de los científicos piensa que el cambio climático constituye un problema serio, que las capturas de pesca son generalmente excesivas, y que no es una buena idea utilizar antibióticos en las granjas ganaderas. En cambio, existe un razonable consenso respecto a la no-peligrosidad de las plantas genéticamente modificadas y la relativa seguridad de las centrales nucleares modernas.

Los datos presentados un artículo publicado la semana pasada en Nature, realizado por investigadores de 11 Instituciones diferentes, se basan en un caso de fertilización natural en las islas Crozet (Suráfrica), donde un volcán proporciona hierro a las aguas circundantes en la parte Sur pero no en la Norte. Según los científicos, la diferencia de magnitud en el proceso de secuestro de carbono es lo bastante grande como para pensar que el método podría tener un impacto considerable sobre el nivel mundial de CO2 si se implementara a gran escala.

Los críticos argumentan que existen demasiadas incertidumbres al respecto como para que el riesgo sea aceptable. Para los ecologistas, el principio de precaución exige no continuar en esa dirección, hasta el punto de proponer una moratoria que impida los experimentos de fertilización a pequeña escala, los cuales permitirían obtener información sobre la efectividad y las posibles consecuencias del método. Irónicamente, el volcán de las islas Crozet añade hierro en cantidades muy superiores a las propuestas por los experimentadores, sin que se le pueda achacar ningún perjuicio en el ecosistema antártico.

Personalmente, creo que es demasiado pronto para tomar una postura sobre este asunto, por lo que sería partidario de continuar con la experimentación a pequeña escala. El problema es que “experimentos” como este los estamos haciendo inintencionadamente todos los días a escala mucho mayor. Nunca en la historia del planeta se han utilizado tantos combustibles fósiles, ni ha habido más de 6.000 millones de habitantes, ni tantos aviones por la estratosfera, etc.. Para mí es evidente que vivimos en un mundo no-sostenible, pero el verdadero reto consiste en encontrar formas de salir de esta situación sin volver a la Alta Edad Media.

Nuestro mundo es un autobús cuesta abajo y sin frenos, pero saltar en marcha no en una opción.

El trabajo aquí

Informe de Greenpeace iron_fertilisation_critique

Respuesta al informe de Greenpeace: climos_response_to_greenpeace_oif_may2008_final


Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Calentamiento global, Medio Ambiente, Uncategorized