El efecto Coolidge

coolidge

Los Psicólogos han denominado ‘Efecto Coolidge’ al incremento del interés del macho ante una compañera sexual distinta de la habitual. El nombre viene de una divertida anécdota que no puedo dejar de contar. Al parecer, estaba el Presidente de los Estados Unidos, Calvin Coolodge, visitando una granja avícola en compañía de su mujer (aunque la visita la hacían por separado). En un momento dado, la Primera Dama preguntó extrañada cómo un solo gallo podía cubrir a tantas gallinas. Los operarios le explicaron con orgullo que el animal ‘cumplía con su deber’ un buen número de veces al día. ‘Deberían comentárselo al Presidente’ dijo ella con ironía. Cuando fue informado, éste preguntó: ‘¿cubre siempre a la misma gallina?’ ‘No, señor; siempre a una gallina distinta’. ‘Deberían informar de esto a la Primera Dama’, repuso el Presidente.


13 comentarios

Archivado bajo Humor, Psicología, Sexo

13 Respuestas a “El efecto Coolidge

  1. tay

    Genial, lo conocía, pero nunca me acuerdo de que presidente era.

  2. jaja

    Yo me lo sabía con toros en Texas, pero al final es el mismo mensaje.

    Saludos y feliz año.

  3. Que bueno eres, enhorabuena por el premio de los 20.

    Con vuestro permiso les dejo una invitación:

    Hemos empezado un proyecto de radio desde casa y desde el blog.

    Os animamos a participar en el Radio blog: Luz de gas

    http://juan-duque.blogspot.com/

    Este sábado de 13 a 16 horas españolas.

    Nos encantaría contar con ustedes

  4. ¡Ja, un poco de comprensión mutua, sí señor! O sea… otra cosa difícil entre competidores. Pero bien por ese poco de sentido del humor a cuento de cómo son las cosas se diga lo que se diga de ellas en la teoría. ¿No es verdad?

  5. Néstor Mayer

    Era un personaje muy lúcido. Para mi integra, junto con Cincinato y Dioclesiano, una categoría de personas especiales en nuestra historia. Tenían capacidad y un gran poder, pero no sucumbieron a aferrarse al mismo como lo hacen la mayoría de los mortales en tal situación.

  6. Pingback: Sexo y motivación: buscando moraleja laboral (419) | Yoriento

  7. Muy buena anécdota, jaja, ideal para contarla un sábado por la noche entre cervecitas 🙂

  8. jajajaja
    Hay alguna palabra para definir el interés de la hembra por un macho distinto del habitual?

  9. Diego

    Lo que viene siendo un mujeriego, vamos …

    Pero .. ¿esto no puede ser recíproco en ambos sexos, o son los machos únicamente los afectados con dicho síndrome?

  10. Omar

    Suanamoo, desafortunadamente las palabras que se utilizan para definir eso en las hembras no son nada dulces :P.

  11. Pingback: Sexo y motivación: buscando moraleja laboral (419) | Yoriento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s