Buller contra Pinker (supuestas falacias de la Psicología Evolucionista)

Acabo de leer en el magnífico blog de Eduardo Robredo una referencia al artículo publicado en Scientific American del filósofo David J. Buller, en el que arremete contra la Psicología Evolucionista, y me ha parecido pertinente escribir un comentario.

El artículo en cuestión: Evolution of the Mind: 4 Fallacies of Psychology.

Es importante señalar que Buller no se opone a la interpretación de la conducta humana en un marco evolutivo, ni siquiera al campo de la Psicología Evolucionista en general, sino que sus críticas tienen una diana mucho más restringida: lo que el denomina Pop EP (Popular Evolutionary Psychology) y señala directamente a David Buss y Steven Pinker. La crítica fundamental no es que el planteamiento general sea erróneo, sino que estos autores llevan sus conclusiones más lejos de los que permite la evidencia experimental (sin duda, una acusación seria para un científico). El tono agresivo de su crítica (el hecho de aplicar el término “Pop”, sin ir más lejos) podría hacer pensar en un desacuerdo profundo. Si leemos con atención, el desacuerdo se refiere al grado de confianza con que se presentan las hipótesis con respecto al grado de evidencia experimental disponible. En esencia, Buller no dice que el marco conceptual sea erróneo, ni que las ideas de la Pop EP no sean plausibles, sino que éstas son indemostrables. Pero vayamos por partes.

Según la falacia 1, la Pop EP afirma que el análisis de los problemas adaptativos durante el Pleistoceno puede arrojar luz sobre la forma en que la mente “está diseñada”. Buller contrapone que no sabemos nada sobre las condiciones prevalentes/presiones selectivas que tuvieron lugar en esa época. Si lo que quiere decir es que no tenemos una máquina del tiempo, estamos de acuerdo. No obstante, creo que aquí es Buller el que va demasiado lejos. La Paleontología proporciona (o puede proporcionar) datos sobre los hábitats que ocuparon nuestros antecesores, qué tamaño tenían los grupos, si existían relaciones comerciales/guerras, cuál eran sus fuentes de alimento etc… Además, el estudio de los cazadores-recolectores modernos proporciona una guía. Es cierto, que estas culturas exhiben una variabilidad considerable, pero no es menos cierto que el modo de vida “cazador-recolector” impone una serie de restricciones y condiciones comunes. En definitiva, nuestro Escenario Evolutivo Ancestral puede ser reconstruido con cierto grado de confianza, aunque desde luego no del 100%.

En la falacia 2, Buller niega que se pueda llegar a saber cómo evolucionaron los rasgos específicamente humanos. El principal argumento en que se basa es que todas las otras especies del género Homo, así como los australopitecinos se han extinguido y “los muertos no cuentan historias sobre su evolución”. De nuevo, creo que el argumento va demasiado lejos. Las especies extinguidas han dejado restos arqueológicos, de los que se puede deducir muchas cosas acerca de su morfología, del ambiente en que se desenvolvían, de sus capacidades como cazadores y constructores de herramientas. El genoma del neanderthal ya puede emplearse en muchos estudios, así como los genomas de nuestros parientes más próximos (Gorilla, Pan, Pongo). No puede descartarse que en un futuro se pueda estudiar el material genético de otras especies, como erectus (aunque tampoco puede darse por hecho). Buller cita el caso de la anemia falciforme y la resistencia a malaria; es posible que estudios parecidos puedan realizarse comparando los genomas del neanderthal y del sapiens moderno en relación a sus respectivos hábitats, aunque naturalmente estas comparaciones tendrán un grado de incertidumbre mayor que en el caso citado.

En la Falacia 3, la Pop EP explicaría la mente humana ciñéndose exclusivamente a nuestro pasado como cazadores recolectores durante el Pleistoceno. Buller está de acuerdo en que algunas de nuestras características psicológicas debieron desarrollarse en esta época, pero aduce que otras son anteriores o posteriores. Sin embargo, no creo que ni Pinker ni Buss estén en desacuerdo con esto. De hecho, Pinker afirma explícitamente que “nuestros órganos mentales, o bien estaban presentes en nuestros antecesores primates o han evolucionado a partir de éstos” (How the Mind Works, p. 40). La segunda parte –que algunas características hayan evolucionado en los últimos 10.000- tampoco supone ningún problema conceptual. Estos casos de “evolución reciente”, tales como la aparición de la tolerancia a la lactosa han sido reportados también muy recientemente. Seguramente serán incorporados en el cuerpo general de la EP, aunque su apoyo empírico tendrá también que ser evaluado. Algunos de estos casos, como la “selección de genes relacionados con la inteligencia” en poblaciones judías durante la Edad Media son bastante controvertidos. Honestamente, creo que la falacia 3 es un invento de Buller.

Finalmente, en la falacia 4 Buller entra en el meollo de la cuestión, esto es, analizar si la evidencia experimental disponible apoya o no (o en qué medida) las afirmaciones de la EP. Para ello tiene que entrar (por primera vez en el artículo) a analizar casos concretos. En particular, analiza la hipótesis de Buss según la cual los “celos” evolucionaron como una “señal de alarma emocional que señaliza las potenciales infidelidades de la pareja y cuya función sería minimizar la pérdidas en la inversión reproductiva realizada”. Según Buss, la infidelidad tiene consecuencias diferentes en los dos sexos; para los hombres el riesgo consiste en invertir recursos en una descendencia que no es suya, para las mujeres el riesgo está en la pérdida de recursos que aporta su pareja. Buss afirma haber encontrado pruebas de que los hombres son más sensibles a la infidelidad sexual mientras que las mujeres lo son más a la infidelidad afectiva. Buller aduce que la metodología empleada no permite llegar a tal conclusión. Aunque creo que llegar hasta el fondo de esta polémica particular sería demasiado largo, encuentro que este tipo de debates sobre cuestiones concretas son absolutamente pertinentes. No sólo Buller, sino cualquier persona interesada tiene derecho a ejercer la crítica de esta forma, aunque para ello no hay necesidad de montar un frente anti-EP. Buss podría estar equivocado en este punto concreto y tal vez no estarlo otros temas que también ha investigado.

Mi principal crítica a la crítica de Buller es que se mueve en un delicado equilibrio entre las cuestiones generales y las particulares. En mi opinión, la Pop EP establece un marco conceptual, una especie de programa de trabajo. Para ir más allá es necesario centrarse en cuestiones concretas y examinar la evidencia disponible (como en el caso mencionado de la infidelidad). En un momento dado se podrá hacer un recuento de la evidencia aportada y de la interpretación de la misma (aunque creo que es demasiado pronto). Sin duda, en el momento actual la evidencia es escurridiza y es posible que algunas cuestiones no puedan aclarase nunca. También hay razones para ser optimista. La genética de la conducta está identificando alelos relacionados con determinadas características psicológicas y los estudios en modelos animales proporcionan frecuentemente un apoyo y una vía de investigación complementaria. La identificación de estos genes “candidatos” abrirá la puerta a nuevos estudios orientados a explicar la variabilidad entre individuos o poblaciones. No es descartable que estas investigaciones puedan ampliarse a especies extinguidas, como el neanderthal (por ejemplo, sabemos que los neanderthales tenían una copia de FOXP2 similar a la de los humanos modernos). Al mismo tiempo, los estudios en cazadores-recolectores y los estudios trans-culturales nos proporcionan una ventana para escudriñar estos fenómenos. Sobre  la existencia de módulos mentales para tareas específicas, será la Neurobiología la que tendrá que pronunciarse (hay investigaciones en marcha). En principio, los módulos mentales son susceptibles de investigación experimental y, si su existencia queda plenamente demostrada, es posible que se pueda relacionar tales módulos con determinados genes y, eventualmente, aplicar los métodos de la Evolución Molecular para investigar si estos genes han sido objeto de selección. El camino será largo e incierto, pero no es un camino cerrado a priori.

Seguramente quedarán preguntas sin contestar, pero creo que Buller no es razonable en su planteamiento de “o evidencia incontrovertible o nada” y también creo que su negación de que pueda aprenderse algo del marco conceptual de la EP es excesiva. El filósofo Auguste Compte negó una vez que se pudiera conocer la composición química de las estrellas… y mira.

19 comentarios

Archivado bajo Psicología Evolucionista

19 Respuestas a “Buller contra Pinker (supuestas falacias de la Psicología Evolucionista)

  1. Lorenzo

    Excelente presentación de la crítica, y coincido plenamente con la contracrítica.

    La exigencia de Buller en basarse sólo en “evidencia incontrovertible” es irracional. Es muy difícil, y más en un campo nuevo, encontrar evidencia “incontrovertible”. La ciencia procede precisamente gracias a la acumulación de evidencias, y la construcción de modelos basados precisamente en esa evidencia. Cualquier resultado sólido que ponga en duda dichos modelos puede hacer más por avanzar una ciencia que otro hallazgo favorable. Al menos sabremos que el modelo inicial era erróneo.

    La insistencia de Buller (y de otros: Lewontin por ejemplo) en que sólo la evidencia irrefutable es válida es tremendamente poco práctica para un área de investigación en sus primeros pasos. Yo planteo en estos casos la siguiente analogía: imagina que necesitas explorar un territorio vasto y desconocido. Tienes a tu disposición dos tipos de exploradores. El primero recorrerá grandes distancias, tomando notas del curso de los ríos, de las cordilleras, de la flora y de la fauna, de los pueblos, etc. Todo a grandes rasgos, lo cual permite hacerse una idea. El segundo se centrará en un área mucho más pequeña, tomando nota de cada detalle: áreas exactas, identificación de cada especie, número, distribución, natalidad, mortalidad, de cada pueblo (sistema social, lengua, cultura), etc. Está claro que el primero recogerá mucha menos información que el segundo, pero con el primero tendremos un panorama general. Con el segundo tendremos datos muy específicos de un área limitada. ¿Cuál es la mejor forma de proceder? Naturalmente, una combinación de ambas. El primero debe trazar un esbozo de qué es lo que hay, y el segundo debe tratar de sacar el detalle.

    Éstas son las dos estrategias, a mi entender, fundamentales a la hora de plantear una exploración en un nuevo área de conocimiento. Los psicólogos evolucionistas, de momento, suelen adoptar la primera estrategia, al menos hasta que tengamos un mapa más o menos esbozado de la naturaleza humana. Entonces se podrá pasar a una estrategia de mayor detalle. Al insistir, como Buller, en que la estrategia a adoptar debe ser la minuciosa desde el principio, se corre el riesgo de que los árboles no le dejen a uno ver el bosque.

    Los comienzos de una ciencia siempre tienen un alto grado de especulación. A medida que vamos aprendiendo, vamos separando los errores. Lo único que realmente se le puede respoder a Buller es, “estamos trabajando en ello, ¡déjenos trabajar!”

  2. ¿Cuando dices Donald te refieres a David?

  3. Ups! Gracias, Germánico. Ya lo he corregido.

  4. Hola Lorenzo,
    Veo que estamos de acuerdo. Me da la sensación que Buller está más interesado en “refutar” que en explorar el campo.
    Saludos cordiales

  5. Por cierto que David Buss ha escrito un manual de PE, a ver cuando lo traducen al castellano. Esperaré sentado, por si acá…..

  6. sobre el caso concreto de los celos:
    http://ilevolucionista.blogspot.com/2004/11/que-infidelidad-te-pone-mas-celoso.html

    Este experimiento mide además de la respuesta a la infidelidad (sexual o afectiva) tambien mide el tiempo de respuesta.

    Los hombres que responden (sobretodo en Europa) que temen mas a la infidelidad afectiva (contradiciendo la hipotesis de Buss) tardan bastante mas en contestar que los que dicen que temen mas la infidelidad sexual.

    No creo que haga falta explicar mas.

  7. tay

    Gran exposición, si.

    En mi opinión, gran parte de los problemas que pueda existir al utilizar la aquí llamada Pop-Ep se solucionan si nos centramos, como bien has dicho Pablo, en estudiar modelos animales.
    La etología y ecología evolutiva dan preguntas y respuestas perfectamente validas para el ser humano.

    Las hipótesis se cumplen en modelos animales y los comportamientos de éstos son predecibles, y explicables por teorías que deben cumplirse igualmente en humanos. Al menos en el caso de inversión parental y sus consecuencias.

    Un saludo

  8. Carlos Moreno

    Salud:

    En mi modesta y humilde opinión -ni la mejor ni la única-, cuando examinamos el pasado remoto, aun con el afinamiento de técnicas y procedimientos, no nos queda más remedio que “deducir” ciertas cuestiones a partir de las variables encontradas.

    Tales “deducciones” serían hipótesis plausibles fundamentadas en datos fragmentados, que el investigador une en un relato coherente respecto a lo que hay en el presente. El problema del ‘relato coherente’ (una historia que se cuenta, al fin de al cabo), es que pudo no haber sucedido así; pues no hay testimonios o una “máquina del tiempo” -como decía Pablo- que nos lo atestigüe.

    Solamente podemos confiar en el hallazgo de nuevas pruebas, en el afinamiento de métodos y que el estado fragmentario de fósiles sea lo menos posible; con el fin de que los datos empíricos superen al ‘relato coherente’ y doten de argumentos sólidos a las ciencias implicadas.

  9. Excelente entrada. De todas formas Pinker siempre señala en sus libros cuando se trata de teorias contrastadas con la experimentación y cuando son hipótesis más o menos contrastadas, él mismo señala el margen de error posible.

  10. Néstor Mayer

    Tu dices “El genoma del neanderthal ya puede emplearse en muchos estudios..” Podrás indicarme donde encontrar mas información sobre este controvertido tema.
    Saludos

  11. alber

    He leido esta mañana el artículo de Buller y la verdad me ha dejado un poco frío. Más bien parece querer dar un toque de atención para que los psicólogos evolutivos no se vayan por los cerros de Úbeda, que a la psicología evolutiva en sí (como bien apuntas en tu post).

    Es más, el mísmo dice en el artículo que: “…no tenemos razones para pensar que los mecanismos del deseo sexual y la vinculación afectiva de pareja evolucionaron a la vez como parte de una estrategia integral de apareamiento. Es más, probablemente evolucionaron como sistemas separados, en puntos distintos de la historia evolutiva de nuestro linaje, en respuesta a diferentes demandas adaptativas y para servir a propósitos dispares” . Concluye diciendo que “si esta interpretación alternativa de la psicología del apareamiento humano es correcta, no contaríamos con “una sola mente” que determinase nuestras relaciones sexuales.

    Lo que alega J.Buller no es ninguna tonteria, pero lo que me sorprende es que él mismorazona como un Psicologo Evolutivo (Pop o no).

    No he leido el libro de Buller pero lo haré por que me interesa realmente donde quiere llegar.

    Un saludo

  12. Hola alber,
    Estoy de acuerdo. El mero hecho de utilizar una “jerga” evolucionista no demuestra que las cosas sean así, por lo que es imprescindible evaluar las pruebas en cada caso.
    Un saludo

  13. Pingback: Darwin, revisitado | AUTOAYUDA - SER FELIZ - VIDA SANA

  14. Manuel Roch

    Creo que en el fondo de la crítica de Buller a la Psicología Evolutiva late una cierta oposición a la idea de que el comportamiento humano pueda estar más condicionado por mecanismos innatos que por el conductas aprendidas. El viejo dilema “natura” vs “cultura” aparece al final del artículo cuando intenta desmontar las posibles diferencias psicológicas entre los sexos con respecto a los celos y apuesta, sin ninguna prueba que lo respalde, por unas diferencias surgidas culturalmente.

  15. Juan Martín Arias

    Como estudiante de psicologia, incluso desde una formación que no contempla los aportes de la psicologia científica y se reduce fundamentalmente al psicoanálisis (S. Freud, J. Lacan) me parece que lo fundamental de la psicología evolutiva es lo interesante de su forma de encarar los problemas a los que nos vemos sometidos los estudiosos de la conducta humana y sobretodo aquellos que dedicamos nuestras investigaciones a la mente del homo sapiens.

    Me parece que pedir evidencias concluyentes a una disciplina que a penas se está estructurando es un despropósito, quizas si es menester evaluar sus supuestos epistemológicos y ontológicos, pero de nada sirve atacar a la médula de algo que está en desarrollo y que a mi modo de ver puede ser una valiosa fuente de datos.

    Coincido con que la crítica es demasiado pobre a mi gusto por el simple hecho de que no contraargumenta con nada relativo al campo teórico, por otro lado me parece muy justo pensar en la evolución como paradigma para explicar muchas de nuestras adquicisiones actuales.

    Sigo atento a los desarrollos de la EP y habría que pensar que es lo que hacen los filósofos y adeptos a la teoría social estandar y evaluar en todo caso, si sus métodos son efectivos y si en efecto pueden ellos presentar evidencias concluyentes y no meros argumentos lógicos, pues a mi parecer y con fundamentos, no es justo homologar razonamiento a base empírica, creo que la teoría de la complejidad de E. A. Morin y sobreotodo el auge del Caos Determinista, nos habla de que los sistemas en tanto reales, son un poco más complicados de lo que pensabamos.

    Me parece que el estudio de nuestros antepasados es una buena vía de explicacion, pues en efecto el hombre posee ciertos automatismos que como estudioso de la psicológia son muy dificiles de negar.

    Lo importante es olvidar que el viejo debate entre innato adquirido no debe tener acogida en el campo de las ciencias actuales. Desde luego se sabe que todo es producto de una dialéctica en alto grado compleja, y ni siquiera, la visión sistémica me resulta más adecuada.

    “Buss afirma haber encontrado pruebas de que los hombres son más sensibles a la infidelidad sexual mientras que las mujeres lo son más a la infidelidad afectiva.”

    Interesante cuestión, como futuro psicologo no me atrevería a objetar tal cosa, sobretodo si las conclusiones parten de una induccion dudosamente pobre. Al menos no sería capaz por mi humilde estudio, de sostener tal cosa, no hay que olvidar que los invididuos en tanto tales configuran un sistema único e irrepetible pese a sus caracteristicas compartidas.

    Excelente aporte.

  16. Victor

    No necesitamos de filósofos para refutar a Pinker. Las ciencias sociales tiene perspectivas mucho más complejas de estos fenómenos.

    Se nota claramente que usted es partidario de la postura de Pinker y quienes suelen serlo se adhieren a esa corriente de pensamiento porque les da una respuesta fácil y trascendental a problemas de orden social y moral, más complejos desde una perspectiva histórica.

    En las ciencias sociales ya no se debate el innatismo biologicista, de hecho se ha refutado tanto teóricamente como experimentalmente. Es una pena que se siga con este reduccionismo, pero es comprensible por el trasfondo político y económico que hay en el mundo.

    Recuerden a Popper, asimismo las críticas de Lewontin al biologismo, la psicología evolutiva formula puras hipótesis que son infalseables, por suponer la evolución como fuerza moldeadora de la biología y de la mente humana.

    Ninguna de las hipótesis de Pinker son falseables porque son circuloquios que dan por hecho cosas.

  17. tenkokukutiw

    Estoy de caurdo con victo. le he dado oportunidades esta disiplina sobrevalorada. (en los canales culturales ledan más espacio que a la socilogias). Otro detalle pese pueda responder otro animales frexibles no hay ejemplo como el ser humano, cuando es criados animales y su conducta cambia en forma significativa como Amala y Kamala, y Ramu. no se contra pone lo dicho Donald Symons, si dontrata cañon lla aserse comportarse como un lobo. pero si dejas a perro libre regresara canducta del lobo. No digo la mentes no producto evolución. Pero la explicación PE no alcansa explicar conducta humana, Seria para si esta ledieras base biologicas socilogias cosas no puede explicaciónes fallan cuando se contigencias.
    En los 90 sedie una casa degenes bastante ridiculas. gen suicidad, violación, homosexual y racismo. Lo que propone no esta mal, respuestas basicamente es: es adactación evolutiva basado en ventajas y desventajas (estilo, pensamiento racional) traves de seleción natural y sexual (un juego de galar de la cuerdad , sin explicación de la cordinación social de estas), cuando sale infomación que no concide sólo, sólo responde es multifactorial. no pasa de hay.
    Para buenas idea tiene pesima teorias, no se puede aplicase el ser humano etologias, todo intentos encontrar leyes de la socidad termina en la basuras no se ser contasten propiadad tibilidad humano sigue reglas claras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s