Cerebro y pelotas

cerebro

Si hay algún tema espinoso y políticamente incorrecto, ese es el de la base genética del IQ. De acuerdo, “inteligencia” no es lo mismo que “IQ”, pero este último constituye la mejor aproximación que tenemos para la primera. El tema ha sido tratado (aquí) y me he llevado bastantes broncas (estoy dispuesto a seguir hablando del asunto, pero prefiero no repetirme mucho).

Todavía más incorrecto es afirmar que existe una relación entre el tamaño de la cabeza y el IQ del individuo que la lleva puesta. Reconozco que la idea puede parecer una broma, y sin embargo, la correlación entre una y otra cosa es del 40% y parece ser muy consistente. Además, se ha visto que el IQ está correlacionado con mayor esperanza de vida. Las razones que hay por debajo no están claras. Es posible que los tipos listos tomen decisiones más juiciosas (no fumar, hacer ejercicio, comer mucha fruta), pero también es posible que exista una correlación entre el factor general de inteligencia (llamado g) y la salud general de un individuo. Más aun, es posible que exisita una relación entre g y f, siendo este último la fitness de un individuo, o sea la capacidad de sobrevivir y reproducirse.

El artículo que quiero comentar en este post, y que se publicará próximamente en la revista Intelligence, va todavía más lejos en cuanto a incorrección política. Su principal conclusión es que existe una correlación entre el IQ de un individuo y diversas medidas relacionadas con la calidad ¡de su semen! (evidentemente, este estudio se realizó únicamente con hombres).

Aunque puede parecer que la hipótesis es completamente disparatada, los autores están tratando de contrastar una hipótesis anterior más general, formulada por Geoffrey Miller y que trata de explicar por qué los humanos somos tan inteligentes (pueden insertar aquí el chiste fácil). Según la hipótesis de Miller, la inteligencia sería un handicap “zahaviano”, esto es, un indicador de que el individuo posee “buenos genes”, lo cual se reflejaría en un buen estado de salud y, claro, en un una buena calidad del semen. Si añadimos que la inteligencia es un factor de atractivo sexual, al elegir a los potenciales compañeros sexuales en función de su inteligencia, estaríamos eligiendo a la vez “buenos genes”. Del mismo modo, se piensa que el pavo real capaz de sobrevivir con ese pedazo de cola tiene que gozar de buena salud y otras características favorables; de aquí que a las hembras les resulte atractiva. La inteligencia humana y la cola del pavo real serían, pues, consecuencias de la “selección sexual” (la otra gran idea de Darwin).

Para este trabajo, Rosalind Arden del King’s College de Londres, empleó datos  procedentes de soldados americanos que habían estado en la guerra del Vietnam. Estos “voluntarios retrospectivos” habían sido estudiados a conciencia en diversos aspectos de su salud física y mental; incluyendo, claro, tests de inteligencia y calidad de esperma. Y sí, en la muestra de 425 casos se encontró una correlación positiva entre ambas cosas. De manera que los chicos más listos también tenían más “soldaditos”. Lo mejor de dos mundos.

No cabe duda de que esta pieza de evidencia experimental está en consonancia con la hipótesis de Miller, pero dado que el propio Miller es uno de los co-autores, estaría más tranquilo si otros laboratorios siguen encontrando pruebas en este sentido.

PS También se ha visto que los individuos de mayor IQ tienen menor probabilidad de ir a la cárcel. No sé si es porque se portan mejor o porque  les pillan con más dificultad.

Anuncios

32 comentarios

Archivado bajo Evolución, Genes, Inteligencia, Psicología, Salud, Sexo

32 Respuestas a “Cerebro y pelotas

  1. Bueno…sobre todo la frase -los chicos más listos también tenían más “soldaditos”- , frase típica para explicar educación sexual en un colegio de monjas.
    🙂

  2. Me confunde la idea de una correlación entre inteligencia y calidad del semen. Las mujeres tienen buenas razones para elegir hombres inteligentes, bien. Tambien tienen buenas razones para elegir hombres con una buena calidad del semen, bien. Pero no entiendo cómo hacen las mujeres para distinguir la calidad del semen de los hombres. ¿Acaso se espera que los mismos genes responsables de una buena inteligencia lo sean tambien de una buena calidad del semen?

  3. Interesante tema, yo trabajo en el campo de la reproducción y siempre me ha inquietado el hecho de que se expresen los mismos genes (en distinto grado) en el cerebro y en los testículos, ¿puede haber una conexión (al menos en nuestra especie) enfocada a la selección a favor de un mayor IQ a nivel espermático?
    El problema actual es que los chicos listos suelen evitar la paternidad y se reduce así su fitness (jocke et al) 😉

  4. Tay

    Muy interesante, en mi opinión la alta inteligencia humana es consecuencia de una selección sexual fuerte… conversación, arte, humor, son muchos aspectos de la inteligencia relacionados con el atractivo sexual.

    Pero no estoy de acuerdo en considerar esto como un hándicap de Zahavi, pero si como un muestra de selección sexual de Wallace (iba a poner wallaceriana, pero queda muy raro jeje), Zahavi aportó a la selección sexual el concepto de hándicap, por ser una cualidad negativa para la supervivencia del individuo que la posee, pero positiva para el éxito reproductor, de ahí que el individuo que se pueda permitir portarla debe considerarse muy bueno genéticamente.

    Un saludo

  5. Hola,
    Según la hipótesis de Miller, las cosas serían más o menos así (simplificando mucho):
    1) la inteligencia es un buen indicador de fitness general
    2) la inteligencia es percibida como sexualmente atractiva
    3)la selección natural favorece el punto 2 debido al punto 1.
    En mi opinión, queda un largo trecho para decir que esta hipótesis está bien apoyada por la evidencia. Este paper parece dar un pasito en este sentido.

  6. pepe

    Lastima que los más nerd, ups o sea inteligentes, no tengan mucho éxito con las mujeres… Si no pregúntenle a Stephen Hawking 😛

  7. jiuq

    Yo tampoco veo dónde está el “handicap” zahaviano. Que la “exagerada” inteligencia humana es un “ornamento” sexual es una idea casi clásica, pero, para ser un “handicap” debería ser más costosa para los individuos de peor calidad y menos costosa para los de más calidad (por ejemplo en términos de respuesta inmune, supervivencia, recursos destinados a otras actividades, etc.). En ese sentido, ¿qué aporta que se correlacione con la calidad espermática? Podría darse incluso la relación inversa y ser, sin embargo, un handicap (en muchas especies los machos “satélites”, menos ornamentados, “compensan” su falta de atractivo con mayor capacidad competitiva espermática).

    Lo que sí que parece evidente es que puede tratarse de un carácter seleccionado sexualmente, sobre todo teniendo en cuenta el comentario de Sera. Por otro lado, los datos para buscar ese tipo de correlaciones no creo que sean muy difíciles de conseguir, así que pronto aparecerán nuevos estudios en la misma línea, aunque ignoro por qué el que co-firma Miller tiene que ser dudoso (yo lo presupongo riguroso mientras no se demuestre lo contrario). De todas formas, dices al final que “esta pieza de evidencia experimental está en consonancia con la hipótesis de Millar” y, por lo que he entendido, es un estudio correlativo, no experimental. Que sea correlativo sí que es razón para ser cautos (puede, por ejemplo, que los más inteligentes se mantengan más sanos y que la salud correlacione con la calidad espermática; y así innumerables hipótesis alternativas…)

    Saludos

  8. Tienes razón. La inteligencia no debe ser una cualidad negativa, aunque tal vez tampoco sea muy positiva en sí misma; es decir, esté correlacionada con fitness sin ser necesariamente la causa de esta fitness.
    Me he auto-impuesto limitar la longitud de los post a 500-1000 palabras y realmente, hay temas que resulta difícil tratar en esos límites. Gracias por tu valiosa aportación.
    Un abrazo

  9. Me habéis convencido; retiro lo de “handicap”

  10. Tampoco tengo razones para dudar de Miller. Pero dado que es un “paladín” de la selección sexual para explicar muchas características humanas, entiendo que su posición ante la hipótesis no es neutral. De ahí que piense que tendría que haber confirmación por otros grupos.
    De nuevo, la cuestión de la selección sexual en humanos (tema que considero interesantísimo) se escapa un poco a las posibilidades del formato blog.
    También creo que la hipótesis de Miller está bastante verde en cuanto a apoyo experimental, aunque me parece plausible.

  11. Algunos estudios sugieren que la inteligencia es sexualmente atractiva, aunque evidentemente el caso de Hawking es extremo.

  12. Sí es comprensible. Como decía Groucho, ¿por qué iba preocuparme por la posteridad?¿Qué ha hecho la posteridad por mí?

  13. La opinión de los autores es que para “fabricar” un cerebro inteligente tiene que haber muchas piezas (genes) puestas en su sitio (y naturalmente un ambiente adecuado); por lo que la inteligencia reflejaría en general “buenos genes”, lo que llevaría a buena salud y buen esperma. Reconozco que estoy hablando en un tono un tanto coloquial e impreciso, pero creo que es más o menos lo que quieren decir.
    Salu2

  14. jiuq

    Esa aparente “amplia varianza” en cuanto a inteligencia y “éxito con las mujeres” podría ser debida a lo amplio del término “inteligencia” y las supuestas “múltiples inteligencias”. Puede incluso que la selección del carácter no sea abierta, si no modal, e individuos como Hawking estén en un extremo de la distribución. De todas formas, ¿seguro que la fitness de Hawking es peor que la media? (Recordemos que la fitness se mide, como mínimo, en nietos)

    Un abrazo

  15. Un buen analisis y un buen blog.
    Gracias por el link.

    Sobre la relacion causal entre inteligencia como reclamo sexual (sexually display signal) o la hipotesis de Miller: una persona inteligente tiene mas exito reproductivo, guardo silencio.
    Pero Miler y otros muchos psicologos evolucionistas ya estan pasando de meras explicaciones “ex post” a predecir.

    Sobre la relacion entre tamaño de cabeza (medida por la circunferencia de la cabeza) e inteligencia, aunque es de igual modo una controversia, es mucho mas tratable desde la neurobiologia del cerebro del primate y disiciplinas auxiliares (paleoneurologia…).

    Parece ser que el tamaño importa y cuanto mas grande mejor, aunque hay dos posiciones (los organizacionistas Vs los expansionistas) en este debate que giran en torno a sus dos principales promoteres R. Holloway y Harry Jerison, respectivamente.

    El primero diria que es el “cableado” (wiring) interno de las estructuras cerebrales las responsables de la optimizacion de las funciones (¿inteligencia?) y el segundo diria que es el tamaño.

    Sin emabrgo, yo creo mas alla de la tendencia casi innata a dividir todo en dos extremos que tiene el hombre, el punto medio es lo mejor.

  16. Hola Aníbal,
    Gracias a ti, por tu interesantísimo blog.
    Estoy de acuerdo en que tenemos una tendencia (posiblemente innata) a dividir el mundo en cajitas conceptuales. Lo de “caunto más cabezón más listo” parece casi un chiste, pero tengo entendido que la correlación es 0.4.
    Salu2

  17. LA verdad esque ignoro cuántos nietos tiene Hawkings, pero me atravería a decir que su sex-appeal, hoy por hoy, es bajo.

  18. jiuq

    De sex-appeal ahora no “anda” muy bien, no. A lo mejor cuando era joven andaba mejor. De todas formas, ¿no se trataba de inteligencia? Por poco agraciado que sea físicamente, nadie discute la lucidez de su mente y posiblemente aplicada a la conquista de féminas fuese igual de eficaz.

  19. Habrá que preguntárselo a las chicas

  20. tay

    Estoy de acuerdo contigo Aníbal, el ser humano tiende a definir el mundo, por propia naturaleza.

    El caso de la inteligencia y los datos que obtenemos al medir el cerebro, me parece de una simplicidad vergonzosa… Es como decir que por promedio los ordenadores más grandes son más potentes… luego saldría otra persona y me diría que es cosa de software… pero la estadística seguiría estando ahí, para una discusión absurda.

    Un saludo

  21. tay

    Seguramente Hawkings tiene mas éxito con su cerebro que con otro. Si no que le pregunten a Woody Allen… 😀

  22. Hel

    “pero también es posible que exista una correlación entre el factor general de inteligencia (llamado g) y la salud general de un individuo. ”

    O también es posible que un individuo sano pueda desarrollar más su inteligencia, sin que eso suponga que genéticamente sea más inteligente.

  23. Cierto. No obstante hay muchas pruebas de que la inteligencia (o al menos el IQ) tiene una heredabilidad del 50% más o menos

  24. Pingback: Cerebro y pelotas: Más sobre el IQ

  25. Pablo, con estos títulos, cada vez te vas a parecer más a la blogobasura del Otto Neurath
    😉
    Saludos

  26. Sí, reconozco que no es demasiado poético. Mi manía de ir al grano…
    Un abrazo

  27. Aloe

    “La correlación no es causación”
    Aunque la inteligencia sea heredable en el tanto por ciento que sea, la buena alimentación, la crianza intrauterina, el no estar expuesto a contaminantes durante el desarrollo, la ausencia de enfermedades infecciosas graves y el estado general de salud influyen indiscutiblemente en ella (el efecto Flynn parece probarlo, por ejemplo).
    Lo mismo pasa con la calidad del semen, por lo que la correlación entre las dos, tiene así una explicación simple.
    Ya se ha mencionado esta posibilidad en la entrada y los comentarios, pero es que no veo razones para no considerarla la más probable en primer lugar, por lo que las elucubraciones sobre handicaps zahavianos no sé en qué se pueden basar.

    ¿Por cierto, la calidad del semen como suele medirse no mide en realidad más bien su capacidad de fertilizar, en lugar de la calidad general de los genes que porta? ¿Qué podría importar en términos generales a las mujeres la capacidad de fertilización de un semen determinado, salvo en circunstancias culturales muy concretas que sólo permitiesen una pareja, o como criterio muy secundario?

    El asunto de considerar la inteligencia como un handicap zahaviano para valorar la calidad del semen, y en realidad más bien su fertilidad, me recuerda un poco a aquella canción de Les Luthiers en que se contaba que un aparente garito de juego, bebidas y juergas no era más que la tapadera… de un viejo almacén.

    La misma observación (correlación no es causación) se podría hacer con las demás variables con las que se correlaciona la inteligencia.
    No me extrañaría que también correlacionase con la estatura: al igual que otras variables, nuestra estatura genética se ve modificada ( a la baja) por la crianza. Por tanto, puede ser perfectamente que la estatura baja correlacione con un IQ bajo sin que eso quiera decir nada más que que una crianza problemática ha dejado ambas variables en (por ejemplo) un sigma más abajo cada una de lo que les hubiera correspondido genéticamente. Y a lo mejor midiendo sólo los que están al máximo genético de ambas variables por haber tenido una buena crianza, no se encuentra correlación en absoluto.

    Esto lo digo porque igual lo del tamaño de la cabeza va también en algún sentido por ahí. Las mujeres tenemos en promedio una cabeza más pequeña, de lo cual antes se sacaban conclusiones no discutidas sobre su menor inteligencia. Ahora ya no es así, quiero decir, no se sacan esas conclusiones. De modo que el tamaño de la cabeza no predice la inteligencia, al menos sin saber bastantes cosas más (el sexo es una, y esa se sabe, pero de otras no tenemos ni idea).

    Cuando las cosas parecen sencillas, por lo general es que estamos equivocados.

  28. A pocas nos interesa ya que el señor traiga consigo cientos de miles soldaditos vigorosos, sí interesa, en cambio, que tenga un IG enorme..:)

  29. Pablo, creo que no hay que sacar muchas conclusiones a partir de una correlación. A los psicólogos frecuentemente se nos recrimina que nuestros estudios demasiadas veces correlacionales.
    Si no he entendido mal eso del hándicap zahaviano (no conocía la expresión), la elevada inteligencia sería como un pene enorme: el individuo que lo posee debe estar muy sano para arrastrar ese trozo de carne y ser capaz de llenarlo de sangre sin que el cerebro pierda riego sanguíneo y oxigenación (¿correlación negativa entre atributos sexuales e IQ?).

    Un saludo

  30. Abraham

    Soy cineasta no científico. Pero estoy seguro de que las mujeres no escogen a los hombres mas inteligentes, por mas y mejor esperma que estos tengan.

    Me encanta tu blog. Felicidades.

  31. loxias

    Si las mujeres se sintieran más atraídas por hombres “inteligentes” o con IQ alto (alguien me explicará cómo y qué mide el famoso IQ algun día) entonces a esta altura del partido, ya seríamos todos muy inteligentes.

    A juzgar por ciertos presidentes, líderes mundiales, jefes, vecinos, etc. (tenemos miles de ejemplos) eso NO sucede y, sin caer en prejuicio ni nada, algunas mujeres se inclinan por hombres de “poca” o nula inteligencia pero que tienen otros atributos que aseguran una descendencia saludable y fortachona.

    Ignoro la calidad del semen de esas personas, los pseudocientíficos harán sus estadísticas. Otra cosa que me parece falaz es relacionar inteligencia con “calidad de vida”, vicios, etc. ¿que un hombre inteligente adopta menos vicios? En fin, no me imagino a Freud sin fumar su pipa ni a Michel Foucault sin sus escapadas a los tugurios sexuales. Lo que no me cabe duda alguna es de su tremenda y feliz inteligencia.

    Saludos,

  32. Los artículos que he leído dicen que la inteligencia es considerada atractiva tanto por parte de hombres como de mujeres. evidentemente, no es el único factor. Creo que muchas investigaciones están basadas en encuestas y no en estudiar comportamientos en la vida real, lo cual es peligroso.
    El razonamiento que haces no me parece válido. La inteligencia puede ser un factor de atractivo y seguir existiendo variación individual en este carácter. Por otro lado, muchos científicos se preguntan por qué los humanos “somos tan inteligentes”, comparados con otras especies.
    No creo que sea falaz señalar que una correlación existe; lo sería tratar de llevar las conclusiones más lejos. Igualmente, lo del IQ y esperanza de vida es una correlación; las causas subyacentes no están claras.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s