Archivo diario: 3 diciembre , 2008

Gusano fotosintético

elysia_chlorotica

Los japoneses creían que habían inventado el “coche híbrido”, pero hete aquí que este gusano marino (Elysia chlorotica) parece haberse adelantado en unos cuantos millones de años. El mencionado bicho es capaz de obtener calorías de la materia orgánica, como solemos hacer las demás especies animales, pero también de realizar función clorofílica. El “gusano híbrido”, en definitiva.

Pero E. chlorotica nos depara más sorpresas. Esta capacidad de emplear la luz del sol se debe a que posee cloroplastos en el interior del cuerpo (de ahí el color verde), los cuales provienen de las algas que le sirven de alimento. No sólo se las come, sino que “secuestra” sus cloroplastos y los pone a trabajar en su beneficio. Dos semanas a base de algas y el gusano adquiere cloroplastos suficientes para pasar el resto de su vida sin comer (aproximadamente un año).

El misterio prosigue. Los cloroplastos son orgánulos fotosintéticos que tienen su propio material genético y que provienen, evolutivamente, de una simbiosis entre una célula eucariótica y una bacteria fotosintética. El problema es que, tras cientos de millones de años de asociación, el cloroplasto ha perdido la capacidad de producir la mayoría de las proteínas necesarias para la fotosíntesis; éstas son codificadas por el genoma nuclear del alga ¿Cómo pueden funcionar los cloroplastos dentro del cuerpo del gusano?

El misterio no ha sido completamente resuelto. Por un lado, los científicos han comprobado que al genoma del cloroplasto le faltan muchos genes, tal como esperaban. Cuando secuenciaron el genoma del gusano encontraron que poseía al menos un gen esencial para la fotosíntesis. Por la secuencia de este gen pudieron saber que provenía del genoma del alga ¿pero cómo?

¿Pueden los gusanos “secuestrar” ciertos genes de las algas que se comen, igual que “pillan” los cloroplastos? ¿Son los virus los responsables de este baile de material genético? Todavía no hay una respuesta definitiva. Lo más curioso es que los cloroplastos funcioanles pueden pasar a la siguiente generación de gusanos.

¿Podremos ser nosotros fotosintéticos algún día? (espero que no, detesto tomar el sol).

Cosas veredes, amigo Sancho…

El trabajo será publicado próximamente en el PNAS. Puede verse on-line aquí

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Evolución, Genes