Archivo diario: 24 noviembre , 2008

Descubierto un gen que predispone a la adicción a la cocaína

coca

Entre los mitos más fuertemente engranados en nuestra psique colectiva está el del determinismo genético. No es mi culpa; la culpa es de mis genes malos. Una parte importante del problema es que el mito es, en parte, cierto. Aunque queda mucho por descubrir, puede afirmarse que nuestros genes ejercen una influencia sobre nosotros. La cuestión es: ¿cuánta influencia? ¿La suficiente como para eximirnos por completo de responsabilidad?

Es verdad que hay personas que comen como limas y no engordan y otros que “engordan con el aire” ¿tienen los genes la culpa de mi sobrepeso? Yo creo que no (en este caso). Por desgracia, tendré que hacer una mayor esfuerzo que otros para mantenerme delgado. Así son las cosas. A cambio, es posible que me resulte muy fácil resolver problemas de matemáticas o aprender a tocar el piano.

En los tiempos, no lejanos, en que sólo se admitía el “determinismo ambiental”, éste era utilizado con igual descaro. “Mi marido me maltrataba por su difícil infancia; yo le maté por la mía”.

Todo esto viene al caso por un artículo publicado esta semana en la revista PNAS (Bilbao et al., 2008) y viene al hilo del post de la semana pasado sobre genes y conducta

El gen en cuestión se llama CAMK4 y codifica una kinasa dependiente de calcio y calmodulina. En esencia, su función está relacionada con la regulación de la expresión de otros genes. Estos investigadores inactivaron dicho gen en una estirpe de ratón y encontraron que a estos animales les afectaba más esta droga y se hacían adictos a ella más rápidamente que los animales de control, donde este gen no se había modificado.

Bueno, pero del ratón al humano hay un trecho, pensarán. Por ello, este equipo se dedicó a estudiar este gen en una muestra muy amplia de humanos (adictos y no-adictos) y encontraron que una variante particular del mismo se correlacionaba con el uso frecuente de la coca. Sin embargo, no parece que este factor sea el único implicado y también aparecía en no-adictos, aunque en menor proporción.

Estudios anteriores, realizados con gemelos idénticos sugerían que la adicción a esta droga tiene una heredabilidad alta.

Me parece prematuro concluir si los adictos a la cocaína son totalmente responsables de su adicción. En todo caso, el hecho de encontrar un factor genético asociado no implica necesariamente que no existe responsabilidad personal.

Bilbao, A., Parkitna, J.R., Engblom, D., Perreau-Lenz, S., Sanchis-Segura, C., Schneider, M., Konopka, W., Westphal, M., Breen, G., Desrivieres, S., Klugmann, M., Guindalini, C., Vallada, H., Laranjeira, R., de Fonseca, F.R., Schumann, G., Schutz, G., and Spanagel, R. (2008) Loss of the Ca2+/calmodulin-dependent protein kinase type IV in dopaminoceptive neurons enhances behavioral effects of cocaine. Proc Natl Acad Sci U S A 105: 17549-17554.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Genes, Psicología, Salud