El tamaño sí importa

Una de los argumentos empleados por los creacionistas para negar la Evolución es que no es fácil probar que el cambio evolutivo esté produciéndose en el presente. Desde luego, el argumento es completamente naïve. Equivale a afirmar que las estrellas son pequeñas porque parecen pequeñas. Normalmente, la historia evolutiva de las especies transcurre en millones (o cientos de millones) de años. Y, naturalmente, nuestras intuiciones no están preparadas para lidiar con una escala temporal así.

Sin embargo, hay algunos casos bien documentados en los que se ha podido pillar a la Evolución in fraganti. En el mundo de los microorganismos, tales casos son sumamente corrientes. Dentro de los insectos tenemos el famoso asunto de la Biston betularia, esa polilla de Inglaterra cuyo color cambió del blanco al gris a medida que los troncos de los abedules también se volvían también grises por efecto de la contaminación.

En el número de septiembre de la revista Evolution (Parzer and Moczek, 2008) tenemos otro bonito ejemplo de especiación en tiempo real entre escarabajos coprófagos de la especie Ontaphagus taurus. Esta especie es originaria de Italia, pero en los últimos años se ha expandido enormemente debido a la acción humana. El género Onthophagus tiene 2.400 especies conocidas, lo que sugiere que hay algo en la biología de estos animales que los hace particularmente proclives a generar nuevas especies.

La (fascinante) observación que hacen los autores del artículo es que parece existir un balance entre el tamaño de los cuernos y el aparato genital (en los machos) y que es, precisamente, este proceso el que parece acelerar la divergencia en especies diferentes. Las razones de este hecho no están completamente claras. Los investigadores suponen que se trata de un “compromiso” (trade-off) sobre el uso de los recursos disponibles, en este caso la energía de la que dispone la larva para desarrollar el cuerpo de un animal adulto.

Vayamos un poco más despacio. Estos insectos se alimentan de excrementos procedentes (generalmente) de grandes herbívoros. Sin ser exactamente insectos sociales, los individuos suelen agruparse en torno a su fuente de alimentación. Para poder aparearse, los machos pelean por el acceso a las hembras, y aquí un par de buenos “cuernos” constituye una ayuda inestimable. El tamaño importa.

Pero el que mucho abarca poco aprieta. Los investigadores han encontrado una correlación inversa entre el tamaño de las defensas y el tamaño de los genitales. Y aquí viene el punto clave. Si la densidad de población es alta, el ser un buen luchador puede no constituir un gran beneficio. En ese caso, un individuo con cuernos pequeños (mal luchador) pero con grandes genitales (buen amante) puede tener una apreciable ventaja, ya que es relativamente fácil aparearse con hembras que no están siendo “guardadas”. El tamaño sigue importando.

Dependiendo de las condiciones, la selección natural puede beneficiar a individuos con distintos tamaños de cuernos (y por tanto, de genitales). El tamaño de los genitales femeninos también sufre entonces presión selectiva (por razones obvias). Una vez que la población entra un callejón evolutivo de este tipo, la separación en una nueva especie puede ocurrir con mucha rapidez. Sin duda, el tamaño del aparato genital constituye una eficaz barrera reproductiva. Los autores del artículo han estudiado diversas poblaciones de este insecto y han podido constatar que lo que era hace 50 años una sola especie está a punto de convertirse en cuatro.

Si esto ocurre en medio siglo, qué no ocurrirá en cientos de millones de años.

Parzer, H.F., and Moczek, A.P. (2008) Rapid antagonistic coevolution between primary and secondary sexual characters in horned beetles. Evolution 62: 2423-2428.

12 comentarios

Archivado bajo Animales, Evolución, Genes, Sexo

12 Respuestas a “El tamaño sí importa

  1. Sólo un detalle: hay otras especies en las que hay una estrecha relación entre el tamaño de los cuernos y el de los genitales. Me refiero a la especie humana, donde el tamaño de los cuernos del marido es directamente proporcional al de los genitales… del amante.

    (Lo siento, no me he podido resistir al chiste; por otra parte el artículo es súper interesante)

  2. Pingback: El tamaño sí importa

  3. hola!
    “hay algunos casos bien documentados en los que se ha podido pillar a la Evolución in fraganti”

    Muy interesante… ¿podrías dar algún ejemplo, por favor, de algún caso bien documentado de reprodución diferencial, una fuerte presión selectiva o la “evolucion in fraganti” en humanos? (hace años leí algo sobre las mujeres, la hemoglobina y los Andes, pero no lo podría citar)
    ¿Has leído “Farewell to alms” de Gregory Clark?, ¿te parece el equivalente en humanos al estudio en escarabajos que tu citas o te parece una “tontá”?

    “Si esto ocurre en medio siglo, qué no ocurrirá en cientos de millones de años”
    Es que a veces la Historia me sugiere la misma reflexión. Y el descubrimiento de que el grueso de los cambios genéticos se acumula en los tiempos históricos, de que la evolución en humanos no solo no se ha detenido sino que se ha acelerado es el dato más desconcertante de la actualidad cientifíca.

    Fuera del tema:
    -Me gustó mucho la entrada de “El mito de la educación”, que es uno de mis libros favoritos.

    -Uno de los estudios a los que prestaste atención en este blog ha recibido un “ignoble” de economía. Eres un precursor ;).
    https://pablorpalenzuela.wordpress.com/2007/10/13/chicas-alegres-y-psicologia-evolucionista/
    http://es.wikipedia.org/wiki/Premios_Ig_Nobel#Premios_Ig_Nobel_2008

  4. Pingback: El tamaño importa... al menos para los evolucionistas

  5. Hola Ruso,
    Gracias por tus comentarios.
    El caso más conocido en humanos es el gen que provoca (en homozigosis) la anemia falciforme, pero en heterozigosis aumenta la resistencia a malaria.
    Es bastante difícil probar que un carácter haya tenido selección positiva en humanos. También se han “propuesto” tolerancia a lactosa y color de piel. Lo cual es razonable, pero no estoy seguro de que existan pruebas conclusivas.
    No he leído “Farewell to alms”.
    Lo cierto es que estaba preparando un post sobre el tema de la evolución humana en la actualidad, para un futuro próximo.
    Saludos cordiales

  6. Bosqueman

    El caso que comentas de las polillas fue un claro error de seleccion de poblaciones existentes, no de evolucion. Es tan conocido como el fraude de Pildown y otros. Por no decir que se reconocio que las fotos de dichas polillas estaban manipuladas artificialmente, fueron pegadas al arbol para tomar las fotos.

    Creo que no es necesario ser creyente para tener serias dudas de la evolucion sin que eso te lleve a ser creacionista, lo que ocurre es que a falta de otra alternativa, tendemos a “creer” en la evolucion aun sabiendo que como teoria es aun muy debil.

  7. “El tamaño si importa” …..por fin alguien da una explicacion cientifica de esto !!

  8. Javier Luna

    Aquello de que el tamaño de los cuernos del marido son directamente proporcionales a los genitales del amante es una verdad oculta pues pocos se atreven a ver sus propios cuernos

    Confían y tienen fe de que NO hay motivo para que estén allí.

    El adulterio ha dejado de ser un delito para convertirse en deporte nacional.

  9. Bosqueman,
    La ciencia no va de creer, sino de examinar las cosas críticamente en función de la evidencia. De modo que las teorías siempre son revisables. La teoría de la Evolución (enunciada como que todas las especies tienen un antepasado común) está firmemente asentada en una montaña de pruebas. En cambio, los “mecanismos de Evolución” siguen siendo controvertidos e muchos casos.
    En el caso de que lo de la polilla hubiera sido un fraude, la Teoría de la Evolución seguiría teniendo una montaña de pruebas en su favor (por cierto, podrías aportar alguna referencia publicada en alguna revista (incluida en el ISI)?).
    Un saludo

  10. La verdad es que me lo temía. Un saludo y buen colgajo (me refiero al post… jeje).

  11. Kimharo

    Cada día me sorprendo más con los esfuerzos aparentemente inertos de algun@s.

    ¿Pero cúales son las pretensiones?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s