Archivo diario: 19 julio , 2008

¿Nos cargamos a los neanderthales?

Es posible que la polémica siga coleando bastante tiempo, y seguro, seguro tal vez no lo sepamos nunca. Pero, la verdad, a mi me parece la hipótesis más probable.

Para empezar, está la cuestión de las fechas. Los neanderthales habían sobrevivido en Europa unos 500.000 años y se extinguieron poco después de la llegada de los humanos modernos, hace 45.000-30.000 años. Para seguir, nuestro historial como una especie belicosa es bastante notable. Los cazadores-recolectores que han sido estudiado son (o eran) bastante aficionados a organizar “raids” contra sus vecinos. Las tasas de homicidio que se han estimado para estas sociedades son mucho más altas que las de las sociedades modernas (armas de destrucción masiva incluidas). Puede decirse que nuestra especie tiene cierta tendencia a cargarse al vecino y esta última afirmación no debe tomarse como una justificación de la violencia, sino todo lo contrario. Es evidente que los humanos tenemos que “trabajar” mucho el tema de la no-violencia.

Dejando de lado el espinoso e incontrastable asunto de si aniquilamos físicamente a nuestros parientes, está la cuestión de si nos mezclamos genéticamente con ellos o no. Hasta ahora, toda la evidencia indica que no. El análisis del DNA mitocondrial nos dice que los humanos actuales no descendemos de los neanderthales y en mi opinión esta es una prueba incontrovertible. Si la mitocondria dice que no, es que no, digan lo que digan los paleontólogos. Admito que no se han estudiado todas y cada una de las mitocondrias actuales, pero entre las muchas analizadas no se ha encontrado ninguna compatible con la teoría “multi-regional” (según la cual, los humanos actuales procedemos de la evolución de poblaciones de  neanderthales en Europa y erectus en Asia; en oposición, la teoría “out of Africa” establece que los humanos modernos derivan de una población que evolucionó en Africa hace 200.000-100.000 años y posteriormente colonizó los otros continentes).

Es posible que algún día aparezca una mitocondria neanderthal en un humano actual. Bueno, entonces hablamos.

Un trabajo reciente, publicado en PLoS ONE (enlace aquí), le da otro palito a la teoría multi-regional. Lo que ha hecho el equipo dirigido por David Caramelli, de la Universidad de Florencia, es secuenciar DNA mitocondrial procedente de un hueso fósil de humano moderno (Cro-Magnon), datado en 28.000 años. El resultado dice claramente que la secuencia se parece muchísimo a la de los humanos actuales. No es la primera vez que se realiza un experimento similar (siempre con el mismo resultado). Invariablemente, los críticos dicen que no se puede excluir la contaminación con DNA de humanos modernos. Para contrarrestar esta objeción, sólo siete investigadores manipularon (con sumo cuidado) los restos; y se comprobó que la secuencia encontrada no se correspondía con las de estos investigadores.

Es verdad que resulta imposible excluir por completo la posibilidad de contaminación. Pero las pruebas siguen acumulándose. Para mí, no se trata tanto de estar completamente seguros, como de estar razonablemente seguros.

Anuncios

21 comentarios

Archivado bajo Evolución, Genes