Los primeros humanos


Hace 2.5 millones de años, el clima de la región africana donde habitaban los australopitecinos comenzó a cambiar haciéndose más árido. La sabana arbolada, a la que con tanto éxito se habían adaptado, se fue reduciendo, dando lugar a una sabana abierta, con arbustos pero sin árboles. Indudablemente, este cambio debió afectarles muy gravemente, ya que en este nuevo ambiente debieron encontrarse totalmente a merced de los depredadores. Ya no había un árbol cerca donde subirse en caso de peligro, y no podían correr tan rápido como un león o un grupo de hienas, ni tampoco hacerlos frente ¿Cómo pudieron sobrevivir? Es posible que fueran capaces de utilizar palos y piedras como armas, aunque no tenemos pruebas directas de que esto ocurriera. En ocasiones, se ha visto que los chimpancés pueden hacer estas cosas. En cualquier caso, las nuevas condiciones debieron imponer una fuerte ‘presión selectiva’ que permitiera la adaptación a este mundo nuevo y extraño.

Sin embargo, no todas las zonas de sabana arbolada desaparecieron, y en las que quedaron siguieron habitando los australopitecinos durante mucho tiempo. Tampoco puede dudarse que muchas poblaciones no lograron adaptarse a las nuevas condiciones y se extinguieron. Sin embargo, algunas se adaptaron y los cambios que dio lugar esta adaptación trazaron la senda hacia la aparición del hombre. A estas primeras especies pertenecientes al género Homo, las denominaremos colectivamente Homo habilis, aunque el nombre es con seguridad incorrecto, ya que se trata de varias especies y su filogenia todavía no está claramente establecida.

Los cambios que se observan en el registro fósil correspondiente a esa época son rápidos y fundamentales. En primer lugar, se observa el mayor incremento en el tamaño del cerebro. En segundo lugar, el dimorfismo sexual disminuyó desde el 50% típico de los autralopitecinos hasta cerca del 15% que existe en la actualidad. En tercer lugar, se produjo un cambio notable en la dentición, apreciándose una disminución del tamaño de los molares. Además, se observa un acortamiento de los brazos y un alargamiento de las piernas ¿Qué significan todos estos cambios? A ciencia cierta, no lo sabemos, pero los expertos han construido un escenario ‘razonable’, aunque especulativo. Veamos.

La desaparición del bosque debió suponer un cambio mucho más radical que el paso de la selva tropical a la sabana arbolada. Cabe pensar que la adaptación se produjo fundamentalmente en dos direcciones: hacia un completo bipedalismo y hacia un aumento del tamaño del cerebro. En ausencia de árboles, las ventajas del bipedalismo son evidentes. Esta forma de desplazamiento permite cubrir distancias mucho más largas en campo abierto. Además, la posición erguida permite ‘ver más lejos’ en un terreno despejado y estar sometido a una menor insolación. Finalmente, libera las manos para otros usos –significativamente, para utilizar palos y piedras como armas. No obstante, el cambio esencial hacia la posición erguida ya se había producido en los australopitecinos.

El cambio más importante radica probablemente en el aumento del tamaño del cerebro. Las ventajas potenciales que se derivarían de una mayor capacidad mental son, en principio, numerosas. Por ejemplo, podría haber permitido a los primeros humanos recorrer un terreno más amplio, ya que se necesita memoria y sentido de la orientación para encontrar la comida y poder ‘regresar’. Sin duda, una mayor capacidad mental es necesaria para el uso y fabricación de herramientas. Las primeras herramientas de piedra que han llegado hasta nosotros fueran fabricadas por Homo habilis. Hay una gran diferencia entre emplear un palo como bastón, como a veces hacen los chimpancés, y fabricar expresamente un instrumento cortante golpeando dos piedras. La segunda acción exige planificación, capacidad de abstracción y enorme destreza manual.

Por otra parte, un cerebro grande también tiene inconvenientes. En primer lugar, gasta mucha energía. Aunque sólo representa el 2% del peso del cuerpo, el cerebro gasta el 20% de la energía en reposo. En definitiva, un buen cerebro es útil pero sale caro. Es razonable que la selección natural no favoreciera el aumento del cerebro entre los chimpancés o los australopitecinos, debido a los costes que ello apareja. Sin embargo, es posible que en las nuevas y duras condiciones a las que se enfrentaban los primeros hombres, las ventajas derivadas de tener un cerebro mayor sí fueran los bastante grandes como para compensar los inconvenientes.

Dos factores han sido propuestos como los cambios claves en este proceso de transición: el uso del fuego y el paso de una dieta vegetariana a otra omnívora, donde la caza jugara un papel importante. En ambos casos, las hipótesis son muy controvertidas, sobre todo porque no están claras las fechas en que estas actividades se originaron y muchos investigadores piensa que no se produjeron sino muy posteriormente. Es plausible que el manejo del fuego fuera un elemento esencial en la ‘conquista’ de la sabana abierta, ya que habría permitido mantener a raya a muchos depredadores nocturnos, sustituyendo así al refugio que proporcionaban los árboles. El inicio de la caza en este periodo ha sido otra fuente de discusión entre los expertos. Algunos científicos se inclinan a pensar que Homo habilis era capaz de abatir presas de buen tamaño y que, justamente, las nuevas demandas derivadas de esta actividad habrían sido el motor de subsiguientes cambios evolutivos. Los partidarios de la ‘hipótesis del cazador’ argumentan que hace falta un cerebro muy grande para seguir los rastros de otros animales y para coordinar la caza dentro de un grupo de individuos. Por otra parte, la disminución de los molares podría reflejar este cambio en la dieta. En cambio, otros investigadores argumentan que eran, a los sumo, cazadores oportunistas y carroñeros, y que los cambios en la dentición pueden explicarse en función del manejo del fuego, que habría permitido ablandar alimentos recolectados de origen vegetal.

Aunque no podemos estar seguros de la fecha exacta en que se produjeron todos estos cambios, es razonable pensar que este proceso ya se había completado con la aparición de Homo erectus, hace unos1.9 millones de años. Esta especie resultó ser extraordinariamente exitosa y fue capaz de salir del continente africano y extenderse por Asia y Europa, por lo que podemos considerar a erectus como el ‘primer turista’. Existen pocas dudas de que esta especie llegara a dominar el fuego y a ella se asocia la primera gran industria de herramientas de piedra, denominada achelense.

About these ads

10 comentarios

Archivado bajo Evolución, Genes, Psicología

10 Respuestas a “Los primeros humanos

  1. Supongo que conocerás la teoría del tejido caro, de Aiello y Wheeler. Cuando dices “es razonable que la selección natural no favoreciera el aumento del cerebro entre los chimpancés o los australopitecinos, debido a los costes que ello apareja” hay que reparar en una cosa curiosa, y es el que metabolismo basal es muy parecido entre póngidos y humanos, a pesar de que ellos no tengan un cerebro tan grande. Eso quiere decir que algún o algunos órganos a ellos les consume notablemente más que a nosotros, y ese órgano es el intestino. La reducción del tamaño de intestino en los homínidos, ligado al cambio de dieta (con la ingestión de proteína animal), posibilitaría utilizar esa energía en “otros usos” (así el desarrollo de un cerebro mayor). De hecho se suele decir que los dos picos más importantes en el ascenso del tamaño cerebral se producen con el habilis (con el aumento del consumo de proteína animal) y con erectus, con la ingestión de un alimento predigerido por la utilización del fuego, que posibilitaria una nueva reducción del intestino.

  2. suena muy extraño de todas formas que la reduccion de un intestino el cual aumentaria la cantidad de absorcion pueda compensar el hecho de tener un cerebro mas grande… me parece que la respuesta va mas por el tipo de comida como la carne que contiene una dosis mucho mayor de proteinas lo cual reduce el hecho de tener que comer grandes cantidades de vegetales para suplir el aporte proteico…

  3. El blog me parece buenísimo, creo que ya lo dije en otro comentario.
    Quisiera hacer una pregunta: es una hipótesis probada que nuestros ancestros se alimentaran de proteína animal? Pregunto esto porque nuestra dentadura e intestino son más similares a los de un herbívoro u omnívoro que a los de un carnívoro.

  4. Hola Alejandra,
    Lo primero disculpas. Estoy en medio de un sabático y, aunque la palabra suena a vacaciones, lo cierto es que estoy hasta arriba de trabajo.
    Se han encontrado restos de especies animales asociadas a los vertederos humanos. Sobre lo que hay cierta polémica es sobre cuándo los humanos (o sus antecesores) empezaron a cazar. En cualquier caso, la recolección debió ser siempre importante. En cazadores-recolectores modernos se ha estimado que aproximadamente el 80% de las calorías vienen de recolección y el resto de la caza (aunque esto es variable). O sea que sin duda somos ommívoros, aunque bastante más carnívoros que nuestros parientes (los chimpancés cazan de vez en cuando).
    Gracias por tus comentarios y enhorabuena por tu interesante blog.
    Un saludo
    Pablo

  5. los nombres de los primeros humanos

    homo habilis
    homo sapiens
    homo erectus

  6. Poweno

    Buenas.

    No suelo comentar mucho, pero aquí uno que se lee lo que escribes. Y poco a poco estoy leyendo lo que escribias antes.

    El tema es que he querido poner un blogroll en la bazofia de blog que comparto con unos amigos y el tuyo me gustaria ponerlo. Espero que no te moleste, si es así, me lo comentas y lo cambio.

    Fdo: Poweno.
    Saludos cordiales y a seguir escribiendo!

  7. lilina

    wen0 kisiera en k lugar originalmente se ubiko los austrolopithecus al sur de africa sabiab eso

  8. no me sirbio pero buen blog

  9. que antiguedad tiene el genero homo ?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s