Archivo diario: 15 marzo , 2008

¿Pezqueñines?

pez.jpg

 

Todo el mundo conoce (al menos en España) la campaña “pezqueñines no, gracias” para concienciar sobre el respeto de las tallas mínimas de las diferentes especies de pescados. No es mi propósito cuestionar esta medida, que supongo tiene sentido desde el punto de vista ecológico, sino comentar un artículo reciente publicado en PNAS (Biro and Post, 2008), según el cual la aplicación de tallas mínimas en la pesca puede tener un efecto perverso sobre la evolución de las especies de peces.

 

La hipótesis que los autores tratan de contrastar es que cuando se produce una selección por tamaño, o sea cuando se descarta a los ejemplares pequeños, no estamos dejando fuera sólo a los individuos jóvenes (pezqueñines propiamente dichos) sino que estamos dando una ventaja selectiva a los individuos de crecimiento lento. Evidentemente, un pez puede ser pequeño porque es joven o porque crece despacio. Más interesante aun, los autores plantean que en estos casos también estaríamos seleccionando indirectamente a individuos de carácter más tímido, ya que “rápido crecimiento” y “carácter atrevido” suelen estar relacionados: para crecer deprisa hay que comer más y eso exige una conducta más decidida (y peligrosa).

 

Para testar la hipótesis, los autores realizaron un experimento en una situación bastante realista. Para ello, lograron de forma artificial una abundante población de truchas en dos lagos pequeños de Canadá. Dicha población estaba formada por dos genotipos bien diferenciados: uno de crecimiento rápido y conducta más atrevida (empleado en piscifactorías) y otro de crecimiento lento y conducta más cauta (de procedencia silvestre). Después sometieron a las poblaciones a una fuerte presión pesquera empleando la técnica del trasmallo. Este arte de pesca consiste en una serie de redes paralelas de diferentes tamaños, en las que los peces se quedan atrapados por las agallas y no pueden salir. Una característica de este tipo de redes es que resulta muy selectiva en cuanto al tamaño: los peces demasiado grandes no pueden entrar y los demasiado pequeños pasan si problemas.

 

Los investigadores hicieron recuentos diarios de las capturas y vieron cómo el genotipo de crecimiento rápido caía atrapado con una frecuencia mucho mayor que el otro. La mala noticia es que estos resultados sugieren que el respeto de las talas mínimas puede no evitar la sobreexplotación de los genotipos de crecimiento rápido.

 

Cabe argumentar, sin embargo, que el experimento sigue realizándose sobre una población artificial compuesta por dos genotipos muy distintos (que además podrían diferir en otros muchos caracteres). Un estudio más cuidadoso (y mucho más difícil) debería hacerse sobre una población “natural” donde los caracteres varían de forma más o menos continua. También debería emplear varios artes de pesca para poder generalizar los resultados.

 

Bienaventurados los peces pequeños y tímidos, porque ellos caerán menos en la red

 

 

 

 

 

Biro, P.A., and Post, J.R. (2008) Rapid depletion of genotypes with fast growth and bold personality traits from harvested fish populations. Proc Natl Acad Sci U S A 105: 2919-2922.

 

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Animales, Evolución, Genes, Medio Ambiente