Archivo diario: 9 febrero , 2008

Heredabilidad

El nombre tiene una importante desventaja: parece que su significado es evidente; y por el contrario, se trata de un concepto un tanto abstracto y es con frecuencia mal interpretado. La idea de heredabilidad fue concebida en el contexto de la Mejora Genética Animal; su objeto era determinar hasta qué punto los caracteres observables constituyen una buena guía para predecir lo que ocurrirá en la descendencia. Para un criador de ganado esta es una pregunta esencial. Si seleccionamos un semental con buenas características ganaderas, digamos, un buen tamaño de las partes más valiosas en el despiece, lo más importante es saber si estas características van a pasar o no a la descendencia. Así, heredabilidad se define como el porcentaje de la variación observada que es atribuíble a los genes. Veamos un ejemplo. La estatura es un carácter sujeto a una fuerte determinación genética, tanto en animales como en el humano. No obstante, el ambiente y en particular, la alimentación tiene influencia. Estudiar la heredabilidad de este carácter equivale a preguntarse si por término medio, a padres altos se corresponden hijos altos; en términos estadísticos, si existe correlación entre la estatura de los progenitores y de la descendencia. Dicho sea de paso, Federico el Grande de Prusia se propuso ‘cruzar’ hombres y mujeres altas para conseguir una guardia personal de elevada estatura, y al parecer, tuvo éxito en su empresa.

            Debe tenerse en cuenta que la  heredabilidad es una media de la población. No tiene ningún sentido decir que el 90% de los centímetros de estatura de Juan se debe a los genes y el resto al ambiente. Lo que tiene sentido es decir que las variaciones de estatura observadas en una población se explican, en un 90% por los genes, y el resto por el ambiente. Consecuencia importante de esto es que si cambiamos el ambiente donde se realizan las observaciones, la heredabilidad del carácter puede cambiar.

            Otro aspecto que puede producir confusión es que estimar una heredabilidad para un carácter determinado no quiere decir que dicho carácter sea inmutable o que no sea susceptible de cambio bajo los efectos del ambiente. El concepto alude a la correlación ente parentesco genético y el valor numérico del carácter, pero nada impide que los valores absolutos de éste varíen con el tiempo. En el caso mencionado de la herencia de la estatura, es un hecho observado que la estatura media de la población ha aumentado en muchos países, seguramente debido a cambios en la alimentación, y este cambio se ha producido a pesar de que este rasgo tiene una alta heredabilidad. En otras palabras, este concepto se refiere a las variaciones de estatura que se observan entre los individuos, pero no nos dice nada sobre la estatura media de la población.

            Una paradoja de este concepto es que sólo tiene sentido hablar de heredabilidad en aquellos caracteres para los que existe cierta variabilidad y no para aquellos que se encuentran ‘fijados’. Un ejemplo: la inmensa mayoría de los humanos nacemos con dos piernas y no hay duda de que esto se debe a la información contenida en el DNA. Por tanto, el carácter ‘tener dos piernas’ se hereda por vía genética y sin embargo la heredabilidad del carácter es cero.

Anuncios

20 comentarios

Archivado bajo Genes