La sombra que acecha en la oscuridad

pig1.jpg

Para un habitante de Europa occidental del siglo XXI, es posible que las enfermedades causadas por microorganismos no le parezcan un problema serio, pero esto es engañoso. Las enfermedades han sido un factor importante en la evolución de las especies y han tenido también un papel relevante en el desarrollo de la Humanidad y, de hecho siguen teniendo enorme importancia en muchos países. Tomemos como ejemplo al SIDA. En realidad este virus no produce un daño directo a la persona afectada, sino que ataca específicamente a un tipo de células necesario para combatir a los microorganismos que habitualmente se encuentran en nuestro entorno. En un mundo totalmente libre de patógenos, el virus del SIDA no causaría efectos graves; pero por desgracia, esto es imposible. Vivimos en un mundo lleno de microbios y si normalmente no nos ponemos enfermos, ello es debido a nuestra capacidad de mantenerlos a raya. El resultado de esta prolongada exposición a los agentes causantes de enfermedades, es que patógenos y hospedadores están en continua evolución. Un individuo con mayor resistencia a enfermedades tendrá mayores probabilidades de sobrevivir y dejar sus ‘buenos’ genes a la descendencia. A la inversa, los patógenos son seleccionados por su capacidad de atravesar nuestras barreras y reproducirse en el interior de nuestro organismo. Esto es lo que los expertos denominas co-evolución y se parece mucho a una carrera de armamentos.

 

El último paso en esta carrera de armamentos es el uso farmacológico de antibióticos. En este caso estaríamos empleando un meme (la capacidad de fabricarlos) en vez de un gen (que contribuya a la resistencia a la enfermedad). En cualquier caso, el resultado es el mismo: los patógenos están respondiendo haciéndose resistentes. El problema ha sido advertido muchas veces y, afortunadamente, se están tomando medidas. Por ejemplo, la utilización preventiva de antibióticos en granjas agropecuarias está prohibida en la Unión Europea. Otro ejemplo muy reciente es el control de antibióticos en las farmacias españolas; hasta hace poco nuestro país era un ejemplo flagrante de mal uso y automedicación (hay que felicitar al gobierno por haber tomado cartas en este asunto). Sin embargo, es posible que los microbios resistentes –los superbichos ya estén aquí, al menos, esto es lo que se deduce de una serie de publicaciones recientes.

 

Las siglas MRSA corresponden a methicillin-resistance Staphylococus aureus. Esta bacteria es un habitante común en la piel de los humanos y normalmente no produce enfermedad, a menos que entre en nuestro organismo. Si lo hace y se trata de una cepa resistente a antibióticos,  puede ser mortal. En general, estas cepas super-resistentes provienen de hospitales –donde causan problemas muy serios en pacientes con un sistema inmunológico debilitado. Los MRSA provocaron 1.600 muertes en Reino Unido en 2005.

 

La (mala) noticia es que los MRSA parecen ser cada vez más abundantes en los animales domésticos y la trasmisión a humanos parece ser cada vez más frecuente.

En Holanda apareció una cepa en 2002 y ya es responsable del 20% de los infecciones en humanos. La aparición de esta cepa está asociada a granjas de cerdos, en las cuales se empleada antibióticos en grandes dosis hasta no hace mucho tiempo. Albert deNeeling y Xander Huisjdens, del Instituto Danés de Salud Pública, la han encontrado en el 81% de las granjas de cerdos y en el 39% de los animales en dichas granjas (X.W. Huijsdens y cols, Annals Clin.Microbiol. and Antimicrob. 2006, 5:26). En otro estudio vieron que más del 90% de los portadores (humanos) de esta cepa de MRSA habían tenido contacto con cerdos.

 

Más preocupante es el hecho de que MRSA se está extendiendo a otros animales domésticos. Esto es lo que ha encontrado un equipo holandés de la Universidad de Utrech, dirigido por el profesor Wagenaar (E. van Duijkeren y cols, en prensa). Este equipo fue capaz de aislar en clínica veterinarias bacterias resistentes a ampicilina, amoxicilina, ácido clavulánico, cefalexina, ceftiofur, enrofloxacina, gentamicina, kanamicina, cloranfenicol, lincomicina, tetraciclina y trimetoprin ¡La madre que lo parió!

 

No pretendo crear alarma social ni soy proclive al catastrofismo, pero me parece muy posible que las enfermedades infecciosas vuelvan a ser un problema de primer orden en países ricos (en otros países ya lo son). Seguramente, los antibióticos nos han proporcionado un breve paréntesis de tranquilidad. Está en nuestras manos que dicho paréntesis pueda prolongarse un poco más.

 

8 comentarios

Archivado bajo Animales, Evolución, Genes, Salud

8 Respuestas a “La sombra que acecha en la oscuridad

  1. Suscribo la entrada entera y el último párrafo en particular. Sin dudarlo un solo instante. Ya son un problema muy grave en los entornos hospitalarios.

  2. Xavi

    El ejemplo del VIH no es del todo acertado, aunque su repercusión sin patógenos externos sería diferente: el VIH produce daños directos afectando al sistema inmunitario, que entre otras cosas también evita la proliferación incontrolada de células, por lo que cuando el sistema inmunológico está afectado la persona tiene mayor riesgo de contraer otras enfermedades, como puede ser el cáncer. Además el VIH también afecta las neuronas y provoca la demencia asociada al SIDA, entre otras patologías.

  3. Xavi,
    La mayoría de los afectados por SIDA muere a causa de otras infecciones, incluyendo la de virus capaces de producir cáncer. Sólo cuando se emplean retrovirales se ha observado una mayor incidencia de tumores de origen diferente, aunque existe cierta discusión al respecto (véase más abajo). No puede excluirse que dicho incremento sea (al menos en parte) efecto de la propia terapia.
    No niego que el sistema inmunológico puede tener una función en controlar tumores, pero eso no hace que el ejemplo no sea válido (al menos en más del 90% de los casos)

    Curr Opin Oncol. 2006 Sep;18(5):469-78
    The growing problem of non-AIDS-defining malignancies in HIV.
    Pantanowitz L, Schlecht HP, Dezube BJ.

    Department of Pathology, Baystate Medical Center, Tufts University School of Medicine, Springfield, Massachusetts, USA.

    PURPOSE OF REVIEW: The incidence and spectrum of non-AIDS-defining cancers has continued to grow. As HIV-infected individuals live longer due to highly active antiretroviral therapy, their risk of dying from one of these cancers is increased. The recent literature pertaining to non-AIDS-defining cancers is reviewed. RECENT FINDINGS: Recent epidemiological studies have identified higher rates of carcinoma of the anus, lung, breast, skin, conjunctiva, liver and prostate; hematopoietic malignancies such as Hodgkin’s lymphoma, plasma-cell neoplasia and leukemia; and other neoplasms like melanoma and leiomyosarcoma in HIV-positive patients. The role of HIV-induced immunosuppression in the development of these non-AIDS-defining cancers appears less important than lifestyle habits like smoking and sun exposure, as well as coinfection with human papilloma, hepatitis B, hepatitis C and Epstein-Barr viruses. SUMMARY: It is unclear whether the growing number of reports on non-AIDS-defining cancers reflects a true increased incidence or merely the product of increased surveillance, detection and reporting. Highly active antiretroviral therapy not only promotes longevity in the HIV-positive population, but may increase their risk of developing cancer like Hodgkin’s lymphoma. Assertive prevention strategies are needed to adequately deal with non-AIDS-defining cancers in an aging and growing HIV-positive population.

  4. hurakanpakito

    La pregunta que queda en el aire es: ¿Y después qué?

    Si no somos capaces de producir infinitos tipos de antibióticos, ¿cómo va a acabar la batalla a largo plazo, de nuevo en el plano genético? Quizá con la ayuda de los memes de la ingeniería genética, esta vez.

  5. He leído hoy en la prensa que se descubren antibióticos en los buitres. El uso en ganadería es escandaloso y nos va a costar un disgusto, como usted dice, cuando las resistencias sean más frecuentes.

    Creo que algunos antibióticos para cepas multirresistentes de tuberculosis sólo se administran en hospitales y quizá llegue el momento en que se tenga que regular la administración a la población general de los antibióticos más novedosos.

    Imagino que el camino de investigación no sólo irá a descubrir antibióticos nuevos sino a interferir en los mecanismos de acción de las resistencias como se hizo con el ácido clavulánico. Y la ingeniería genética debe de ser una vía muy interesante.

    Dicho sea de paso, las resistencias bacterianas a los antibióticos y las de virus a los antivirales son evolución en acción para echar a la cara de los fanáticos de DI, sobre todo en que ya podría haber sido menos “inteligente” el “diseño” de los virus.

    Un saludo.

    surscd

  6. Totalmente de acuerdo. El uso “preventivo” de antibióticos ha sido ampliamente utilizado en ganadería y esto representa un peligro evidente. Lo mismo ha ocurrido con la automedicación de antibióticos. Desde luego, el desarrollo de cepas resistentes es la Evolución ante nuestros ojos.
    Saludos cordiales

  7. Sergi

    Hablar del virus del SIDA me parece una forma poco apropiada para hablar de una enfermedad bastante compleja. No decimos el virus del cancer de Cervix o el virus del Sarcoma de Kaposi… La infeccion por VIH es demasiado compleja y el SIDA solo es una etapa en la enfermedad, me parece poco serio hablar así nada mas. Porque aquellos con SIDA tambien pueden morir de enfermedades no asociadas con la infeccion.

  8. Sergi,

    Es un término absolutamente aceptado. He encontrado miles de referencias de trabajos publicados (en revistas internacionales) que contienen “AIDS virus”. Me limito a emplear la terminología empleada. Personalmente, no estoy investigando esta enfermedad y considero que no me toca a mí cambiar esto. Por otro lado, la relación entre infección por el virus e inmunodeficiencia adquirida es bastante clara como para hablar de agente causal. Los términos deben ser tan exactos como sea preciso, pero no más.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s